Este miércoles, a las 20.30 horas en el Ayuntamiento de Plasencia, se ha convocado a los miembros del Consejo Económico y Social de Plasencia para debatir las acciones a llevar a cabo como protesta por el hecho de que el nuevo tren rápido no vaya a parar en Plasencia a partir del 19 de julio y para exigir que no se aísle a la ciudad y las comarcas del norte.

La convocatoria la anunció el alcalde placentino, Fernando Pizarro, para "pasar a la acción" y la apuesta municipal es que sea la ciudadanía quien lidere la movilización. Precisamente, un colectivo ciudadano, Milana Bonita, ya protestó el pasado jueves en la estación placentina con motivo de la salida del nuevo tren para el trayecto de prueba. Ya el viernes, se sumaron las protestas de la Cámara de Comercio de Cáceres y la Confederación de Empresarios y Autónomos de Extremadura.

También la Agrupación de Asociaciones Vecinales de Plasencia, AVEPLA, ha manifestado su "total rechazo" a la ausencia de paradas de los trenes Alvia y Talgo en la estación placentina. "Es de traca que para la foto inaugural se utilice a Plasencia solo para eso. Y para coger y bajarse del tren tengan que hacerlo a 14 kilómetros, en una estación vacía en medio del campo. Todo un despropósito".

La agrupación ha señalado que se unirá "a cuantas iniciativas se promuevan para revertir este contrasentido que perjudica a todos los habitantes del Norte de Extremadura".

El PSOE habla de manipulación de Pizarro

En el terreno político, Unidas Podemos Plasencia ha presentado una moción para el próximo pleno en Plasencia en la que pide al ayuntamiento que inste al ministerio a "garantizar" una parada del nuevo tren en la estación de Plasencia, entre otras mejoras.

También el grupo municipal del PSOE ha anunciado este martes que ha registrado otra moción, en la que pide al Estado que recupere el proyecto de estación en Retortillo, que estaba dotado con 20 millones de euros y habría permitido la entrada del tren, pero la gestión de "Rajoy y Pizarro" dejó escapar para "gestionar" 4 millones para el arreglo de la estación actual.

Alfredo Moreno, portavoz del PSOE en Plasencia, ha asegurado que, tras mantener conversaciones con Renfe, la ausencia de parada en Plasencia se solventará "en cuanto la línea esté electrificada". Por eso, considera que las reacciones críticas que se han producido hasta ahora obedecen a una "manipulación de la información" de la que ha culpado al alcalde, Fernando Pizarro.

"Es cierto que si escuchan lo que dice el alcalde los colectivos estén preocupados, entiendo el enfado, pero no deben dejarse manipular porque está haciendo un paripé y manipulando en su beneficio", ha afirmado Moreno.

Sí ha reconocido que fue "un error" que el trayecto del nuevo tren saliera desde Plasencia y ha afirmado no estar de acuerdo "con lo que viene el 19 de julio, queremos más conexiones y más rápidas", pero a la vez ha destacado que Plasencia va a ver multiplicados los servicios ferroviarios, pasando de 27 a 50 servicios.