Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

DENUNCIA DE ESCÁNDALO PÚBLICO

Ruidos en Plasencia: "Mi hijo de 6 años no quiere dormir en su habitación porque dice que cantan mucho"

Los vecinos afirman que los locales han abierto de martes a sábado por las novatadas. Critican las voces, peleas y que la policía «dice que no puede hacer nada»

Aglomeración en una calle de clientes del ocio nocturno de Plasencia. EL PERIÓDICO

Los vecinos del centro de Plasencia donde hay locales de ocio están hartos. Las molestias en la calle de los clientes que entran o salen han llegado a un punto que hablan de «un problema de orden público en toda regla» y claman una solución y aplicar las leyes que velan por su descanso.

Los últimos problemas los han tenido la semana pasada y se han dado en el entorno de la calle Talavera, la calle Cartas y la calle Clavero. Los vecinos afirman que, con la llegada de estudiantes, han vuelto las novatadas y lo han celebrado «todas las noches desde el martes y hasta el sábado».

Señalan que el problema no está ya en el interior de los locales sino en la cantidad de gente que se aglomera en las calles y que «se dedica a pegar voces, cantar, dar patadas contra las puertas o llamar a los timbres, también vemos vómitos y peleas, es continuo».

Un vecino del entorno de la calle Talavera señala que ha tenido que poner «doble ventana» para poder descansar porque «tenemos niños y necesitan dormir».

Vómito en una calle de Plasencia, tras una noche de ruidos y aglomeraciones. EL PERIÓDICO

Precisamente, otro vecino le ha preparado una habitación a un hijo de 6 años y justo da para la calle de la discoteca. «No quiere estar en ella porque dice que cantan mucho y no puede dormir. No puede ser que haya 300 personas en la calle. Un día he salido a las seis de la mañana para cazar y he tenido que pasar entre cien personas». Considera que las discotecas «tendrían que estar fuera del centro de la ciudad».

Todos afirman que llaman a la policía, pero «dice que no pueden hacer nada, cómo no van a poder, se preguntan».

También en la calle Cartas hay vecinos que no se van a dormir hasta que no cesa el ruido en la vía. También la policía les ha dicho que no puede hacer nada.

El hotel Alfonso VIII, afectado

Desde el hotel Alfonso VIII señalan del mismo modo que los ruidos en la calle les afectan «bastante» y la pasada semana «han bajado muchos clientes a quejarse» de los ruidos.

El presidente de la asociación Intramuros, Julián Gutiérrez, recuerda que hay una ordenanza de convivencia y ocio y una ley del ruido que permite velar por el descanso vecinal. Además, señalan que, cuando la Junta concede una ampliación de horario, también advierte que el ayuntamiento debe "hacer cumplir la legislación vigente".

Compartir el artículo

stats