El cáncer es una enfermedad que lleva persiguiendo a la humanidad desde su creación. Un problema que puede afectar a muchos tipos de personas de maneras inimaginables. A pesar de que hay muchos tipos de cáncer, algunos más peligrosos que otros, muchos lo consideran como una de las peores enfermedades que te puede caer.

Y es que, el cáncer se cobra millones de vidas cada año, sin importar que sean ancianos, adultos o niños. Algo que podría cambiar en un tiempo. Las vacunas contra el cáncer (y las cardiopatías) podrían estar listas para fines de la presente década, según el director ejecutivo de la empresa farmacéutica estadounidense Moderna. Ambas son las principales causas de muerte en Estados Unidos (1,3 millones de muerte al año).

Palabras del doctor Paul Burton

El doctor Paul Burton afirma que el desarrollo en el campo del ARNm, la tecnología utilizada para fabricar su vacuna de Covid, ha dado paso a una era dorada de las vacunas, recoge el Daily Mail.

Para 2030, según las previsiones de este experto, habrá vacunas para "todo tipo" de condiciones incurables, logrando salvar a "cientos de miles, si no millones, de vidas", alega el doctor. Lo más seguro no tenga las características de una vacuna típica, sino que serán altamente personalizadas y costosas.

“Creo que podremos ofrecer vacunas contra el cáncer personalizadas contra múltiples tipos de tumores diferentes a personas de todo el mundo. Creo que lo que hemos aprendido en los últimos meses es que si alguna vez se pensó que el ARNm era solo para enfermedades infecciosas, o solo para coronavirus, la evidencia ahora es que ese no es el caso en absoluto”, puntualizó Burton.

"Se puede aplicar a todo tipo de áreas de enfermedad; estamos en cáncer, enfermedades infecciosas, enfermedades cardiovasculares, enfermedades autoinmunes, enfermedades raras...", señaló. "Tenemos estudios en todas esas áreas y todos han demostrado ser tremendamente prometedores", insistió.

Cómo funcionan las vacunas

El doctor no reveló cómo funcionarían las vacunas, pero sí varios expertos en base a estudios anteriores. Resulta que las vacunas de ARNm funcionan instruyendo a las células para que produzcan una proteína que desencadene una respuesta inmunitaria contra un patógeno específico.

En primer lugar, los médicos primero tomarán una biopsia del tumor de la persona. Acto seguido, identificarán el antígeno en las células cancerosas y codificarían la vacuna de ARNm para activar las células para producir el mismo antígeno.

Una vez administrada la vacuna, las células del paciente producirán el antígeno y desencadenarán una respuesta inmune contra él. Por último, las células inmunitarias serán entrenadas para destruir cualquier célula cancerosa que quede en el cuerpo y para ‘cazar’ cualquier célula cancerosa que regrese.

Por ello, cada vacuna se modificaría para cada paciente, dependiendo del tipo de cáncer, por eso serían muy costosas.

Tanto en Reino Unido como en Estados Unidos se están realizando ensayos y se esperan resultados en los próximos meses. Estos ensayos incluyen la propia vacuna contra el cáncer de Moderna, a la que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) le otorgó el estado de “terapia innovadora” en febrero, allanando el camino para una aprobación acelerada.