Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Conmoción en la calle Amberes Causas, consecuencias y actuaciones

Una fuerte explosión de gas causa una herida y gran alarma en Cabezarrubia

Una joven de 17 años sufrió quemaduras faciales y tuvo que ser hospitalizada en la Unidad de Cirugía Pl

ISABEL BRAVOISABEL BRAVO
20/12/2005

 

Una chica de 17 años, Silvia V. P., resultó ayer herida al hacer explosión la caldera de gas propano de su vivienda, situada en el primer piso del bloque 12-B de la calle Amberes. La fuerte deflagración causó gran alarma social en la zona de Cabezarrubia.

La joven, que sufrió quemaduras faciales, se encuentra ingresada en la Unidad de Cirugía Plástica del Hospital Virgen de la Montaña, a la espera de que los facultativos determinen si se hace necesario practicarle alguna intervención quirúrgica, informó ayer a EL PERIODICO la Consejería de Sanidad.

El suceso ocurrió poco después de las diez de la mañana. El jefe de los bomberos que intervinieron en el suceso indicó a este diario que la causa fue, sin duda, una bolsa de gas. Al parecer, y según le explicó a éste la propia joven herida, se encontraba sola en la vivienda y al levantarse comprobó que los radiadores estaban fríos, por lo que decidió comprobar la caldera y al ver que estaba apagada procedió a encenderla, momento en que a consecuencia de la acumulación de gas se produjo una fuerte deflagración que hirió a la joven y causó graves desperfectos en el 90% de la vivienda.

Las escayolas de los techos se desplomaron, al igual que algunos armarios y numerosos objetos, y todas las ventanas, cristales y persianas del piso salieron disparadas hacia el exterior, tanto hacia la entrada principal del inmueble como al patio interior.

Cuando los bomberos llegaron a la vivienda, en el lugar ya se encontraban dotaciones de la Policía Nacional y local, y una vecina atendía a la joven, a la que los efectivos del Sepei cubrieron el rostro, afectado por las quemaduras, con unas mantas especiales. De forma inmediata actuó también una unidad medicalizada del 112, que tras una primera asistencia trasladó a la herida al Hospital San Pedro de Alcántara. En el servicio de Urgencias de este centro permaneció hasta aproximadamente las tres de la tarde, en que fue trasladada a la Unidad de Cirugía Plástica del Virgen de la Montaña, donde según la información de Sanidad "se le practicarán curas de momento sin intervención, hasta una posterior valoración de los cirujanos plásticos".

Además de los efectivos policiales y de los bomberos, hasta la vivienda se desplazó también un técnico del servicio de Repsol butano, "que tras revisar la instalación de la vivienda ha informado que se encuentra en perfecto estado, por lo que será necesario revisar la caldera, pues posiblemente un fallo en ésta es lo que haya causado la bolsa de gas", indicó el jefe de los bomberos. Lo que no parece que haya causado la explosión es riesgo alguno para la estabilidad del inmueble.