+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA AMENAZA

Las minas a cielo abierto

 

Amalio Gutiérrez // Cáceres
09/03/2018

En los términos municipales de Valencia de Alcántara, Herrera de Alcántara, San Vicente de Alcántara, La Codosera y Alburquerque han sido concedidos varios permisos de investigación minera para posibles explotaciones de mina a cielo abierto.

Todos estos permisos ocupan una parte o la totalidad de espacios naturales protegidos y del plan de recuperación del lince ibérico en Extremadura.

Lo mismo ocurre en los municipios de Trujillo, Plasenzuela, La Cumbre, Torremocha, Botija y Cáceres, con antiguos asentamientos de alto valor histórico.

En el suroeste de Extremadura, zona de Osa Morena, en los términos de Alconchel, Jerez de la Caballeros, Burguillos del Cerro, etcétera, afectarían a grandes extensiones de dehesas y espacios protegidos.

Un claro ejemplo del fracaso económico de estas actividades y cómo incumplen las promesas es la mina de Aguablanca en Monesterio.

También hay proyectos en las comarcas de Villuercas-Ibores-La Jara y Sierra de Gata.

Estos junto con la mina de litio en Cáceres, son tan solo algunos de los proyectos mineros que acosan Extremadura y que acabarán con zonas de altísimo valor natural, cultural, social y turístico.

Con actividades ganaderas, agrícolas e industriales. Influirán negativamente sobre la salud, el bienestar y la economía de la población al ser trabajos temporales dependientes del valor de mercado y la cotización en bolsa de los principales elementos químicos que se extraen.

Buscar tiempo en otra localidad

   
2 Comentarios
02

Por Infraestructuras 11:59 - 09.03.2018

De vergüenza la política llevada a cabo por el PSOE. En la campaña electoral defiende el desarrollo sostenible. Es decir, ese desarrollo que consiste en la sostenibilidad de los recursos, de tal manera que éstos puedan regenerarse y lo más importante que los recursos locales puedan ser disfrutados por la población local. Si dejamos que los recursos locales sean extraídos por las grandes multinacionales, de tal manera que el beneficio vaya a parar a éstas y no a la población local, generando contaminación medioambiental, con la consiguiente extinción de dichos recursos, entonces el desarrollo sostenible cambia de definición al sustituir el desarrollo sostenible de la población local por el desarrollo sostenible de las multinacionales y el del PSOE. Joder que el PP de Cáceres, está demostrando ser más de izquierda que vosotros.

01

Por pagafiestas 10:33 - 09.03.2018

Pues para todos los concienciados con la conservación de la naturaleza y la explotación indiscriminada de recursos naturales, esos permisos de explotación concedidos por la Junta son un craso error seguramente motivado por un desmedido afán recaudatorio de quienes tienen la potestad de otorgarlos, que a la vista está no se paran a considerar los inconvenientes de esas autorizaciones. La política de la D. G. de Minas de la Junta está claramente en cuestión ante tanto despropósito, política a la que el presidente Fernández Vara debía tratar de imponer un poco de cordura.