+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

en un control de la policía local

La unidad canina de Plasencia halla droga en el equipaje de un autobús de línea

La llevaba en un bote de proteínas deportivas un joven, que fue detenido. Transportaba marihuana y en mayo, se detuvo a otro que llevaba hachís

 

Droga incautada por la Policía Local de Plasencia. - POLICÍA LOCAL DE PLASENCIA

La Policía Local es consciente de que los autobuses de linea son utilizados por presuntos traficantes de droga para mover las sustancias de un punto a otro del país. En los últimos años, la unidad canina ha conseguido detectar varios de estos movimientos y la noche del domingo ocurrió de nuevo. 171 gramos de droga, presuntamente marihuana, escondidos en una maleta en el maletero de un autobús.

El vehículo realizaba el trayecto Sevilla-Gijón y la Policía Local lo paró en uno de sus habituales controles de alcohol y drogas. En estos casos, la policía siempre se acompaña de su unidad canina, que es quien marca las maletas o bolsos que contienen droga.

Así lo hizo en esta ocasión. El modus operandi policial es que se solicita al conductor que abra el maletero y el perro huele las maletas y, si huele droga, se para y apunta hacia la maleta sospechosa. Entonces, se busca a su dueño y se le pide que la abra para comprobar que efectivamente hay droga.

Según informó ayer el ayuntamiento, en esta ocasión, la droga se encontraba en un bote de proteínas deportivas y, dada su elevada cantidad, la conclusión policial es que se trata de un presunto delito de tráfico de drogas, es decir, que se estaba transportando la marihuana para venderla después en el lugar de destino.

Así, los agentes procedieron a detener al dueño de la maleta, un joven de 20 años, vecino de Badajoz, que fue trasladado a la comisaría de la Policía Nacional para las diligencias y que fuera puesto a disposición judicial.

A su vez, la droga se envía a la Subdelegación del Gobierno en Cáceres para el análisis en el laboratorio que confirme que se trata de droga y qué sustancia es.

Se da la circunstancia de que en el mes de mayo, se detuvo a un ciudadano marroquí de 29 años, que viajaba en un autobús de la linea Sevilla-Valladolid y llevaba 590 gramos de hachís en una mochila. A su vez, en mayo del 2016, hubo otra detención de otro ciudadano marroquí de 30 años, al que se le incautaron 1,5 kilos de hachís, que también transportaba en autobús, en una maleta.

otras denuncias / Por otro lado, en el mismo control del domingo, la Policía Local denunció a otras dos personas que llevaban pequeñas cantidades de hachís. Y durante el fin de semana, detuvo a un hombre por conducir bajo los efectos del alcohol y denunció a otros dos por posesión de sustancias estupefacientes en las zonas de ocio de la ciudad, una de ellas, el parque de la Coronación.