+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CORIA // AYUNTAMIENTO Y POLICÍA LOCAL BUSCAN MEDIDAS CONTRA EL VANDALISMO

El alcalde de Coria denuncia daños y suciedad junto a la catedral

García Ballestero afirma que los hechos son el resultado de una actitud «incívica»

 

Parte de la basura que ayer apareció en el entorno de la catedral. - CEDIDA AYUNTAMIENTO

NIEVES AGUT // CORIA
14/09/2017

El Ayuntamiento de Coria, a través de su alcalde, José Manuel García Ballestero, ha denunciado los actos vandálicos cometidos en los alrededores de uno de los monumentos más relevantes de la localidad cauriense como es la Catedral, así como los distintos residuos de basura que han aparecido repartidos en dicho lugar, en pleno casco histórico. El alcalde ha mostrado su malestar e indignación por estos hechos detectados ayer y que él mismo ha expresado que son el resultado de «una actitud incívica». Además, confesó ayer sentirse indignado después de ver como una zona que, recientemente ha sido rehabilitada y acondicionada, se ha convertido en un lugar donde han aparecido restos de comida, bolsas y envases, «convirtiendo un espacio emblemático en un estercolero», afirmó.

Al mismo tiempo, José Manuel García Ballestero recordó que hace apenas dos meses que finalizaron las obras de rehabilitación de la catedral y de la plaza donde está situada, unas obras que han contado con una inversión de 1,5 millones de euros. «Algunos deben creer que ha sido para que ellos lo conviertan en un estercolero y lo destrocen en apenas dos meses», señaló.

Tras tener conocimiento de estos actos, el alcalde mantuvo ayer mismo una reunión con los máximos responsables de la policía local de Coria con el fin de estudiar la situación y tomar medidas que ayuden a evitar este tipo de actos de vandalismo y de la falta de respeto hacia el entorno urbano y el patrimonio «que es de todos», afirmó. De la misma manera, recalcó que el turismo «es uno de los motores económicos de nuestra cuidad y se está invirtiendo mucho en ello para que algunos se empeñen en dar una imagen lamentable pese a los esfuerzos por mejorar que se están haciendo».

Desde el consistorio recordaron que lamentablemente han sido muchas las ocasiones en las que el casco histórico ha sido objeto de importantes daños cometidos por actos de vandalismo. Además, advirtieron que cada año el arreglo de los desperfectos que sufre el patrimonio le cuesta unos 60.000 euros a las arcas municipales por lo que apelaron a la importancia del civismo.