+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRUJILLO 3 presentada la propuesta ‘emociónate con trujillo’

Trujillo y Perú idean un proyecto para el intercambio de turistas

En octubre está previsto un encuentro de ciudades de América del Sur

 

SOLEDAD GÓMEZ prov-caceres@extremadura.elperiodico.com TRUJILLO
06/02/2018

Trujillo acogerá en el mes de octubre un encuentro de distintas ciudades de América del Sur, entre ellas su homónima peruana. Se trata de un proyecto turístico en el cual una de las vertientes contempla un intercambio de turistas de nuestras ciudades con el mismo nombre, denominado ‘Emociónate con Trujillo’. Así se ha puesto de manifiesto durante la estancia de una comitiva trujillana a la ciudad de Jauja, en Perú, entre otras ciudades. Han sido nueve días de estancia en el país andino, en el que han participado el alcalde trujillano, Alberto Casero, junto a los concejales de Obras y Juventud, Juan Jesús Martín y Rafael Rebollo, respectivamente, así como dos representantes del PSOE de Trujillo, Fernando Acero y María Curiel.

En esta visita protocolaria, los alcaldes de ambas ciudades, Alberto Casero y Elidio Espinoza, han intercambiado experiencias de gestión y se ha analizado el trabajo que viene desarrollando la ciudad peruana en la lucha contra la violencia. En ese sentido, Casero ha destacado la creación y puesta en funcionamiento de la Central de Tráfico, Riesgo y Monitoreo, como una medida para erradicar los índices de delitos. «Si bien nosotros no tenemos un problema de violencia tan intenso como el que hubo aquí, una de las medidas que se han tomado es la instalación de cámaras de seguridad, que también han sido necesarias en nuestra ciudad para erradicar la violencia», según recoge un medio de comunicación de la ciudad trujillana.

Por otra parte, los medios andinos también se han hecho eco de las declaraciones hechas por Alberto Casero sobre el crimen organizado en aquella ciudad, señalando que ante ello hacen falta medidas de carácter nacional, y no a nivel local. «En nuestra provincia no tenemos crimen organizado, pero es un problema que requiere una serie de medidas que deben ser coordinadas con responsables a nivel nacional porque eso escapa al ámbito de competencia del alcalde o del espacio local», ha manifestado.

HERMANAMIENTO/ Otro de los motivos de este viaje de la delegación extremeña ha sido asistir al hermanamiento con la ciudad de Jauja, mediante el cual quedan emparejadas para fomentar el contacto humano y los enlaces culturales. El impulso de las relaciones comerciales, turísticas y gastronómicas son algunos de los pilares que ambas partes quieren poner de relieve. No en vano, hace unos meses Trujillo acogió la exposición de fotografía titulada ‘¡Esto es Jauja! Desde Trujillo un hermanamiento para el desarrollo’ para dar a conocer la población de Jauja entre la ciudadanía trujillana. Sus organizadores, la Fundación Musol, aseguraba que esta acción fue un primer paso de un proceso de trabajo en el que se utilicen los tradicionales acuerdos de hermanamientos como herramienta de desarrollo humano sostenible.

   
1 Comentario
01

Por Maríapm 13:42 - 06.02.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El nombre de esa ciudad, Jauja, bien nos sirve para aplicar aquí el dicho español. El ínclito alcalde trujillano, cuyo nombre prefiero no recordar, junto con otros tres trágalas se han pegado un viaje de placer a costa de los impuestos de los trujillanos. El pretexto, según la noticia que recoge la corresponsal del Periódico, es tan estúpido como que esos asuntos se pueden tratar vía correo electrónico en la mayoría de los casos y en otros, como igualmente recoge la corresponsal, no son competencia de nivel local. Así que, aprovechándose del pasotismo de los trujillanos, estos aprovechados políticos (PP y PSOE al 50%) se han dado un viaje de 9 días de placer y no se les cae la cara de vergüenza. No se les puede caer porque ni unos ni otros la tienen.