Kiosco

El Periódico Extremadura

CRECEN UN 45% LOS HOSPITALIZADOS POR COVID EN EL SAN PEDRO DE ALCÁNTARA

Cáceres pasa de 20 a 35 ingresos por coronavirus en una semana

Solo 15 están graves y se tratan en la octava planta, que ya está llena, y en la UCRI A los pacientes de Oncología positivos se les saca de ese espacio para evitar contagios

Un celador observa la muestra ‘Coraje’, expuesta en el San Pedro de Alcántara a finales de febrero. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

Cáceres ha pasado de 20 a 35 ingresados por coronavirus en una semana. Un aumento de casi el 45%, según los últimos datos ofrecidos por Salud Pública. Sin embargo, no todos los hospitalizados que se contabilizan en los informes semanales están graves. Es decir, se tienen en cuenta tanto los ingresados en la planta de coronavirus como en el resto de plantas del hospital. Estos últimos son los que han arrojado positivo en una prueba de antígenos realizada previa a una intervención invasiva con riesgo (ya solo se hace en estos casos y no a todos los que van a ingresar, como antes) y que se mantienen hospitalizados en las plantas en las que habían ingresado previamente (Traumatología, Cardiología,...) Ninguno está grave (no cumplen los requisitos para ingresar por covid) y muchos incluso son asintomáticos.

Con enfermedad grave por sars-cov2 a fecha de ayer había 12 pacientes en la octava planta, atendidos por Medicina Interna, y tres en la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI), que depende de Neumología. Ayer no había ninguno en UCI.

Se ha reducido el número de pacientes con una infección grave. Y ayer no había ninguno en la UCI

decoration

De esta forma, si solo se tienen en cuenta los hospitalizados por infección respiratoria grave, el número se ha reducido desde hace una semana. Tal y como publicó este diario el martes pasado, en ese momento había en la octava planta 18 personas y una en la UCI, una bajada del 21%. Sin embargo, el hecho de que el cómputo total de ingresados (graves y no graves) haya crecido el 45% viene a indicar que las cifras de contagios continúan en ascenso. De hecho, los especialistas creen que si en estos momentos se estuvieran realizando el mismo número de pruebas diagnósticas que en enero la incidencia superaría los 4.000 casos por cada 100.000 habitantes.

 Por el momento, y a pesar de que la octava, la dedicada a covid, se encuentra casi llena, no se ha tenido que abrir ningún otro espacio. Solo se está utilizando un ala de la segunda planta, la de Medicina Interna, para pacientes oncológicos que han dado positivo en covid antes de someterse a un ciclo de quimioterapia. A estos enfermos, que necesitan ingresar en Oncología para estos tratamientos, se les realiza siempre una prueba de antígenos, precisamente para proteger al resto de hospitalizados porque son vulnerables. Si arrojan un resultado positivo se les traslada a la segunda planta, par evitar que estén en contacto con el resto de Oncología y prevenir así contagios entre pacientes.

Si continúan creciendo los ingresos, eso sí, será necesario reorganizar el hospital para poder dar cabida en otras plantas a todos los pacientes que lleguen. Esto supondría tener que trasladar de nuevo áreas al hospital Universitario, como ya se ha hecho en anteriores oleadas. No obstante, la situación no se acerca ni de lejos a la que se vivió en la primera ola, cuando llegó a haber 200 ingresos al día.

Son muy mayores

Los especialistas inciden, eso sí, en que el aumento de casos no se traduzca en el colapso de los hospitales viene a confirmar la efectividad de la vacuna. No protege, aclaran, de que uno pueda contagiarse del sars-cov2, pero sí de que esta les afecte gravemente. En estos momentos la gran mayoría de las personas que terminan en las plantas del hospital son de avanzada edad (en Cáceres la media es de 90 años) o más jóvenes pero vulnerables.

Y una buena noticia: casi todos la superan, a pesar de que siga habiendo muertes (la semana pasada 14 en toda la región, dos en el área de salud de Cáceres). En el hospital San Pedro de Alcántara se dio de alta hace unos días a un anciano que tenía 105 años.

Este aumento en el número de casos sí está afectando de manera directa a los centros de salud. Los positivos están colapsando de nuevo la Atención Primaria. Ya lo explicaba a este diario hace una semana el presidente del colegio de médicos de Cáceres, Carlos Arjona, quien aseguró que las consultas están saturadas de pacientes que han dado positivo en un test de antígenos y no saben cómo actuar. Muchos, incidió, quieren una baja laboral porque sus empresas no les permiten acudir al trabajo con covid, pero el protocolo no permite expedir esa incapacidad a no ser que esa persona pertenezca a un grupo de riesgo o que se sufra un proceso respiratorio grave. Tampoco se hacen pruebas a no ser que sean personas vulnerables o mayores de 60 años.

Los casos continúan creciendo y los médicos temen que a finales de semana se multipliquen por los efectos del Womad. 

Compartir el artículo

stats