La cacereña catedrática de microbiología y enfermedades infecciosas en la facultad de Medicina del Monte Sinaí, en Nueva York, Ana Fernández-Sesma, ha recibido el Premio Internacional de la Federación de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE) por su exitosa trayectoria como investigadora y científica de renombre en su XXXI Edición celebrada en el salón de actos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Estos galardones se ofrecen a mujeres y empresas, instituciones y medios de comunicación comprometidos con la igualdad, el talento y el liderazgo femenino.

Ana Fernández-Sesma cuenta con una larga y exitosa trayectoria de investigación con más de tres décadas dedicadas a la microbiología, disciplina de la cual obtuvo la cátedra en 2016 en la Facultad de Medicina del Monte Sinaí de Nueva York, donde ha sido directora de estudios doctorales durante diez años. 

Asimismo, participa en comisiones de evaluación para el Instituto Nacional de la Salud (NIH), el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, y para el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Además, es miembro del Consejo científico de la División de enfermedades infecciosas y microbiología del NIH desde el 2018 y en los últimos dos años ha estado involucrada en investigación y divulgación científica sobre SARSCoV2, COVID19 y la importancia de la vacunación en diferentes medios de comunicación.

Científica a nivel internacional, ha podido comprobar las dificultades con las que se encuentran las mujeres que llegan a puestos de liderazgo porque cree que «son la excepción que confirma la regla», por ello valora mucho que los premios de FEDEPE también tengan en cuenta a las mujeres científicas; «es una profesión en la que las mujeres deberíamos también destacar», ha afirmado Fernández-Sesma.

Compaginar su vida personal y profesional no es fácil, pero ha encontrado la clave: «contar con una pareja o personas de confianza que vayan de nuestra mano, nos apoyen y acompañen» pues cree que «es una labor de dos». 

Según ha resaltado al recoger el premio, «por desgracia y por suerte esta pandemia ha visibilizado mucho la investigación y la ciencia». Un hecho positivo en parte para Fernández, ya que espera que ello «sirva de inspiración para muchas chicas y las anime a perseguir su sueño de ser científicas». También ha agradecido a la federación por dar visibilidad a la ciencia y a las mujeres científicas y ha mostrado su satisfacción y orgullo: «es un honor y sorpresa para mi recibir el premio internacional».

Premios FEDEPE

Esta federación, sin ánimo de lucro, tiene sus orígenes en 1987, agrupa a cerca de 26.000 mujeres empresarias, directivas y profesionales de diversos sectores empresariales y de la Administración Pública. Tiene como finalidad ofrecer un espacio de estudio, reflexión, debate, formación y apoyo idóneos para estimular el desarrollo de las carreras profesionales de las mujeres, así como su acceso a puestos de dirección y responsabilidad profesional en un plano de absoluta igualdad, potenciando de diferentes maneras su promoción y visibilidad tanto a nivel personal como colectivo. 

Los premios son la herramienta más eficaz para visibilizar el trabajo de las mujeres y una invitación a la sociedad a trabajar en igualdad de oportunidades promoviendo un entorno profesional y laboral inclusivo y equitativo.

A lo largo de estas 31 ediciones, los premios FEDEPE se han convertido en un referente para el mundo empresarial y para los medios de comunicación, habiendo distinguido hasta ahora a un total de 177 mujeres directivas, profesionales y empresarias. Para la presidenta de la federación, Ana Bujaldón, actúan como «motor de desarrollo y un agente de cambio».

Esta edición ha contado con la presidencia de honor de SM la Reina, está patrocinada por CaixaBank y Gedeon Richter, con la colaboración del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Fundación ONCE y Campofrío, y el apoyo del Instituto de las Mujeres del Ministerio de Igualdad del Gobierno de España.