Cerca de 400 edificios relativos a monasterios, ermitas, cenobios, iglesias y hospitales eclesiásticos distribuidos por la geografía española se encuentran en estado ruinoso y abandonados, según denuncia la Asociación Hispania Nostra en su Lista Roja. En la provincia de Cáceres el patrimonio religioso en ruinas es el más abundante: suma 12 edificaciones en peligro. La última en entrar en la citada lista ha sido la iglesia parroquial de Santa Catalina en Romangordo.

Riesgo de derrumbe

La fecha de su primera edificación de esta iglesia resulta incierta, pero es posible vincular el origen del templo parroquial a la etapa de repoblaciones en la zona en el siglo XIV, bajo el reinado de Fernando VI. El último informe de la Junta de Extremadura data de 2021, donde se plantea la necesidad de realizar una obra de restauración del techo en varias secciones «debido al alto riesgo de derrumbe», según Hispania Nostra. Concluye el informe que el sistema estructural de la nave está comprometido debido a los daños observados en la misma y que son extensibles al bajo coro y otras zonas del edificio, e insiste que «existe un riesgo alto de derrumbe».

De los edificios religiosos en ruinas en la provincia, los más destacables son: la ermita de San Jorge o del Salvador, una construcción de piedra del siglo XIV, donde se encuentran unos extraordinarios y coloridos frescos, cuya primera fase de actuaciones ya está en marcha y que ya ha pasado a ser bien de titularidad pública (de la Junta de Extremadura); y la ermita barroca del Santo Cristo (siglo XVII) de Talaván, popular por sus frescos de los ‘ángeles malos’ y cuyas obras de restauración (en su primera fase, para consolidar la cúpula y proteger de los curiosos esgrafiados que jalonan la bóveda) comenzaron en julio

Patrimonio militar, civil y natural

Por otro lado, la lista suma 11 enclaves de patrimonio militar, entre los que destaca el castillo de Belvís de Monroy, que es Bien de Interés Cultural (BIC) y que mantiene su imponente presencia pese a estar en «ruina progresiva y estado de abandono». El palacio del Carneril en Trujillo (patrimonio civil), el Molino del Estanque (civil) en Guadalupe, el castillo de Portezuelo (militar), el Berrocal de Trujillo (patrimonio natural) y el convento de San Francisco de Coria, también han pasado a formar parte del listado en los últimos tres años. 

Castillo de Belvís de Monroy. CEDIDA

Actualmente, la Lista Roja incluye 30 enclaves patrimoniales en serio riesgo solo en la provincia de Cáceres.

En total, la Lista Roja incluye 11 enclaves en serio riesgo de desaparecer de patrimonio militar y hasta 6 de patrimonio civil. Algunas edificaciones, como el convento de San Antonio de Padua (Garrovillas de Alconétar) y la ermita cacereña de San Jorge llevan casi 15 años en el listado, sufriendo el inexorable paso del tiempo. Actualmente, la Lista Roja incluye 30 enclaves en serio riesgo solo en la provincia de Cáceres. 

Ermita de San Jorge. EL PERIÓDICO