Kiosco

El Periódico Extremadura

Fútbol. Fase de ascenso a Primera RFEF

El Mérida se va a la final casi al final

Los romanos se imponen al Palencia en un partido muy plano gracias a los goles de Diego López y Héctor Camps, este en el 91 (2-1)

Los jugadores del Mérida celebran el gol de Diego López. MÉRIDA AD

2 - Mérida: Javi Montoya, Felipe Alfonso, Bonaque, Nacho González, Diego López (Mario Robles, min. 88), Nacho Goma, Emilio Cubo (Héctor Camps, min. 62), Aitor Pons (José Gaspar, min. 88), José Artiles, Higor Rocha (Guille Perero, min. 72), Lolo Pla.

1 - Palencia Cristo Atlético: Guille, Silva, Morante, Abel, Álvaro, Diego (Raúl Arroyo, min. 92), Adri (Rafa Gómez, min. 11), Edu Gallardo (Manu, min. 92) , Javi Bueno, Jorge Selles (Juan Moreno), Frodo. 

Goles: 1-0: min. 20, Diego López. 1-1: min. 73, Silva. 2-1: min. 91, Héctor Camps.

Árbitro: Brull Acerete (Comité Catalán). Mostró tarjeta amarilla a Edu Gallardo, Morante y Javi Bueno, del Palencia; y a Héctor Camps, del Mérida. 

Incidencias: Partido disputado en el estadio El Collao de Alcoy. Unos 300 aficionados del club emeritense.

El Mérida sigue en la pelea. Con épica final, con sufrimiento, sin hacer un gran partido. Pero estará en el bombo el lunes. Se impuso 2-1 al Palencia Cristo Atlético, un equipo de menos a más que en algunos minutos llevó el miedo a las filas romanas. Pero entonces apareció Héctor Camps en el minuto 91 para hacer el gol de la victoria. Antes, en el primer tiempo, había marcado Diego López y Silva había igualado para los palentinos media la segunda parte.

Tras esos minutos iniciales del tuya-mía, la primera ocasión fue para Aitor Pons, que con un disparo lejano puso a prueba a Guille. Apenas unos segundos después los cerca de 300 aficionados del Mérida lanzaron un nuevo «¡uy!» y en el 20 cantaron, gritaron, el gol de Diego López. El uruguayo, el más listo, estuvo muy atento para recoger el rechace del portero palentino y poner la portería en el fondo de la red. 

Tras el gol tuvo unos buenos minutos el Mérida, pero acabó dando un paso atrás el Mérida. O adelante el Palencia, que apenas creaba peligro. Sí los romanos, que asustaron a la contra. 

El mismo guion se siguió en los primeros minutos de la segunda parte. Ni Mérida ni Palencia querían arriesgar más de la cuenta, no había un dominador claro. El partido estaba en letargo hasta que una doble ocasión en el 63 lo activó. La primera , de Aitor Pons, se topó con el palo, la segunda, de Lolo Pla, se fue alto. La tuvo de nuevo en el 70, cuando obligó a intervenir al portero rival.

Pero quien marcó, en el 72, fue el Palencia. Una rápida acción por la izquierda, balón colgado al área y ahí, Silva, que entrando desde atrás devuelve las tablas al marcador. Apenas había hecho nada el conjunto palentino, pero estaba muy vivo en el partido.

Se transformó a partir de ese momento el Palencia. Se adueñó del balón. Asustó a un conjunto romano que parecía bloqueado. El peligro lo creaba en ese tramo el equipo castellano leonés, que se acercaba con peligro a la portería de Javi Montoya, pero la diosa fortuna estaba del lado del Mérida y quiso que Héctor Camps apareciera en el corazón del área para rematar un balón que llegaba desde la derecha, que había tocado el guardameta Guille, pero no con la contundencia suficiente. 

A la desesperada lo intentó el Palencia, triple cambio incluido, pero ya no había tiempo para nada más que no fueran las celebraciones del Mérida, que está justo donde quería estar, a un partido del ascenso.

Compartir el artículo

stats