Kiosco

El Periódico Extremadura

Ciclismo / Natación

Isabel Yinghua, la deportista inquieta

Con seis diplomas paralímpicos en natación en Londres 2012, Río 2016 y Tokio 2020, la emeritense se acaba de pasar al ciclismo y se ha estrenado con dos medallas de oro

La extremeña Isabel Yinghua Hernández, en el velódromo de Valencia. CEDIDA

Se ha pasado media vida en una piscina. La natación ha llenado sus paredes de diplomas paralímpicos (seis) y sus vitrinas de trofeos y medallas, pero Isabel Yinghua Hernández Santos (1997) es, ante todo, una persona inquieta, una amante de todo lo que suene a deporte. Eso la ha llevado a los estudios de Técnico Superior en Enseñanza y animación Socio-deportiva (Tseas, antiguo Tafad) y a probar múltiples disciplinas como el surf, la escalada, el esquí o el ciclismo, donde acaba de estrenarse con éxito: dos medallas de oro en el Campeonato de España en pista. 

«No me lo esperaba», dice esta emeritense nacida en China. «Había entrenado muy poco y ha sido una sorpresa. Las sensaciones han sido muy buenas. El objetivo era disfrutar y no caerme y lo he conseguido», destaca con una sonrisa. Ha logrado mucho más que eso, ha sido la más rápida en las pruebas de persecución y en 500 metros. «Haber quedado primera ha sido un regalo. Además, he hecho marcas bastante decentes», apunta ella, que mira a objetivos futuros. 

Ir a unos Juegos Paralímpicos como ciclista queda lejos. Hay que ir paso a paso y el siguiente para ella son los Mundiales de ciclismo. Pero los del 2023, porque a los de este año, que se disputan el próximo mes, no llega. Para el Campeonato de España había empezado a entrenar apenas tres semanas antes.

Antes, lógicamente, disputará muchas más pruebas, como la Copa Europa en ruta este próximo fin de semana en Valencia, donde reside actualmente, o el Campeonato de España del próximo año, donde espera convencer al seleccionador para que la incluya en la lista del mundial.

Donde no tiene tan clara la temporada es en la natación, aunque eso no significa que la haya dejado. «Mi idea es seguir, sigo entrenando». Le ha dado mucho y le ha permitido competir en tres Paralimpiadas, las de Londres en 2012 (donde logró tres diplomas, uno siendo cuarta en la prueba de 4x100 libre), las de Río 2016 (fue cuarta en 100 mariposa, su prueba fetiche) y las de Tokio 2020 (dos diplomas más).

Isabel Yinghua Hernández, durante una competición de natación. E.P.

«Todo tiene un comienzo y un final, pero no quiero decir que lo vaya a dejar [la natación]. Obviamente estoy probando cosas nuevas. Esto se trata de que te guste», explica Hernández. El cambio surgió en casa. «Estoy viviendo con Ricardo Ten y es quien me ha animado a probar la bicicleta». Ten tiene en su palmarés ocho medallas paralímpicas, siete de ellas en natación y una, la última, en ciclismo adaptado en Tokio. «Quería probar cosas nuevas que me sacaran un poco de la rutina de la natación y él ha sido uno de los que me ha ayudado a hacer esto».

Pista y ruta

«Se puede hacer al aire libre y se puede socializar un poco más que con la natación», dice Hernández para razonar su atracción por las dos ruedas. En la piscina, con la cabeza debajo del agua, es difícil hablar con el compañero. «Esa parte, la de socializar, mola mucho». Le gusta tanto el ciclismo en ruta como el de pista, en el que apenas acaba de empezar y que le ha fascinado. «Lo de la pista no es igual a montarse en bici y ponerse a pedalear, he tenido que aprender un montón de cosas nuevas». Le atrae la velocidad, algo en lo que también sobresale en la piscina. «Hay una prueba que no hice, la de 200 metros, de velocidad pura y tengo muchas ganas de hacerla», cuenta, divertida, sobre su participación en el reciente Campeonato de España.

La emeritense, concentrada y sonriente antes de una prueba. CEDIDA

¿Dará el salto a la alta competición en el ciclismo? «Esto es un camino, ahora estoy empezando y descubriendo si me gusta, que creo que sí es algo que tengo decidido. Voy poco a poco», apunta esta extremeña apasionada del deporte que un día espera poder transmitir en una aula toda esa pasión que ella siente.

Compartir el artículo

stats