Baloncesto. LEB Oro

Pablo Rodrigo pide al Cáceres que le permita marcharse a otro club

El destino del base-escolta podría ser Melilla, donde ya estuvo la pasada temporada

Pablo Rodrigo, en el partido ante el Melilla.

Pablo Rodrigo, en el partido ante el Melilla. / CARLOS GIL

En la puerta giratoria de entradas y salidas en la que está a punto de convertirse el Cáceres Patrimonio de la Humanidad surge un nombre relativamente inesperado: Pablo Rodrigo. El jugador, según ha podido confirmar este diario, ha pedido la rescisión de su contrato para poder marcharse a otro equipo que ya tendría incluso apalabrado. El club, sorprendido por la iniciativa, le ha pedido algo de tiempo para encontrarle un sustituto debido a la proximidad del encuentro del sábado ante el UEMC Real Valladolid, pero en principio no le pondrá demasiados problemas.

Su destino podría ser el Melilla, donde ya estuvo la pasada temporada, aunque el club de la ciudad autónoma tendría que hacerle hueco en una plantilla ya de por sí superpoblada tras sus últimos movimientos. Por lo que parece, Rodrigo estuvo muy a gusto allí hace unos meses, cuando promedió 8,4 puntos en 16 minutos (6,7 de valoración). Jugando un minuto menos en Cáceres, está anotando menos (6,7), pero su valoración resulta un poco superior (6,9). Sí que bajando su puntería en los triples (de un 44% a un 33%).

El Cáceres no le tenía en su posible lista de candidatos para marcharse, como sí está parte del vestuario según los fichajes que puedan lograrse antes del cierre del mercado. Los motivos que ha expuesto Rodrigo es que no se encuentra cómodo y que prefiere un cambio de aires. Su experiencia en el Multiusos no está siendo redonda, pero tampoco desastrosa. La afición se identifica con su estilo corajudo y también ha sido importante para lograr alguna de las cinco victorias que contabiliza el equipo en la tabla. Sí que le han dificultado las lesiones: primero una rotura fibrilar que le hizo perderse casi toda la pretemporada y después un problema en el hombro que le tuvo varios partidos de baja.

El asunto ha quedado sobre la mesa hasta que el club reformule su plantilla, ya que ahora tiene múltiples frentes abiertos en distintas posiciones, incluyendo las de base y escolta, en las que alterna Rodrigo. Salvo sorpresa, jugará el sábado en Valladolid. Quien parece que no lo hará en el rival es Sergi Costa, por cuya situación el Cáceres se ha interesado a la espera de que rescinda su contrato. El base badalonés ni siquiera entrena con el resto de sus compañeros.