Las ferias se encienden 'a media luz'

El sector recupera poco a poco la actividad en los pueblos y se prepara frente al reto de las grandes localidades. Los feriantes negocian fórmulas ‘a medida’ para las ciudades, con la premisa de que no se excluya a ninguna actividad

Ambiente en una atracción de la feria de Cáceres, en una imagen de 2019.

Ambiente en una atracción de la feria de Cáceres, en una imagen de 2019. / FRANCIS VILLEGAS

El sector de las ferias comienza a despertar envuelto en medidas de seguridad. No serán ferias al uso en la mayoría de los casos, pero el sector y los ayuntamientos están consensuando (con más o menos negociación) modelos adaptados a las circunstancias y requerimientos de cada municipio y a las necesidades de una actividad de la que viven en la región 1.500 familias que no han podido trabajar en el último año como consecuencia de la pandemia de covid-19 y que quieren que la vuelta no deje atrás a ninguno de los negocios que son habituales en las ferias. En Cáceres, por ejemplo, el ayuntamiento no autorizaba la instalación de puestos de comida en la feria de San Fernando (mayo) porque entendía que podía ser un foco de contagios.

El sector se plantó en bloque y se ha optado por aplazar la cita a septiembre para que con la vacunación más avanzada, se puedan instalar en el recinto ferial todos los negocios. En Mérida el ayuntamiento quiere una feria con todos sus elementos, aunque no se ha concretado aún cómo se hará puesto que la cita no se celebra hasta septiembre. Badajoz apuesta también por una feria casi al 100% aunque sin casetas y en Plasencia (la primera de las grandes ferias tras aplazarse la de Cáceres) se plantea un cambio de ubicación para su cita en junio porque el recinto ferial se está utilizando ahora para la campaña de vacunación del covid.

«Somos los primeros interesados en que todo salga bien, pero tenemos que salir de esta unidos»

Rosa Morgado

— Asociación de Feriantes

«La feria se planificó muy bien y aún así nos preocupaba lo que pudiera pasar, pero había que empezar»

José Rángel

— Alcalde de Oliva de la Frontera

«Somos los primeros interesados en que todo salga bien y en que se cumpla con las medidas de seguridad a rajatabla. Pero el sector tiene que salir unido de esta situación y no podemos hacerlo si anteponemos los intereses de unos a los de otros. Aquí todos necesitamos trabajar y queremos trabajar», dice Rosa Morgado, presidenta del colectivo de feriantes y voz del sector en las negociaciones con los ayuntamientos. Las más complicadas son las que se han llevado a cabo hasta ahora para las ferias de las grandes ciudades, aunque Badajoz, Cáceres, Mérida y Plasencia parece que han despejado el camino. «En las localidades más pequeñas los espacios son más fáciles de controlar, ya se han hecho varias este año y la experiencia es que no ha habido contagios», recuerda la empresaria. 

Un manual para arrancar

La Dirección General de Salud Pública editó el pasado mes de marzo una guía de recomendaciones para la actuación en las atracciones de feria y los parques de ocio de la región, que ha llegado a todos los ayuntamientos a través de la Federación Extremeña de Municipios y Provincias (Fempex). Esa guía es el manual que está siguiendo muchos alcaldes junto al protocolo que los feriantes redactaron también sobre su actividad y las posibilidades de garantizar que sea segura en este contexto de pandemia. 

Ferias seguras

Salud Pública ha editado una guía para que los feriantes puedan retomar la actividad con seguridad y el sector también tiene un protocolo con directrices. Como norma general se recomienda no usar música para no alzar la voz. 

Atracciones; Se recomiendan entradas y salidas diferenciadas, marcas en el suelo para guardar las distancias y toma de temperatura con infrarrojos a las personas que accedan. En cuanto a la higiene, gel hidroalcohólico a disposición de los usuarios «desinfección frecuente» en la atracción y «tras cada uso» en las zonas sensibles (tiradores, barras de sujeción...). Las fichas deben ser de un solo uso.

Hostelería: Se rigen por los mismos requisitos que la hostelería general. Deben tener un punto de cobro y otro de recogida del servicio diferenciados. 

Juegos: Tómbolas y bingos no podrán reutilizar material y en las casetas de tiro se tendrá que desinfectar antes de cada uso.

Oliva de la Frontera y Zahínos fueron de las primeras localidades en programar sus ferias, que se celebraron en abril. Oliva (con unos 5.000 habitantes) cambió la ubicación de su feria a un parque que permitía controla mejor los accesos y únicamente se instalaron las atracciones infantiles y un puesto de turrón. La cita se desarrolló del 22 al 25 de abril. Se colocó un control de acceso y de salida, con toma de temperatura en la entrada y con un formulario que tenían que rellenar todas las personas, con sus datos y los contactos que habían tenido en los últimos días. El resto de actividades complementarias no se celebraron y la candela que se prende por San Marcos este año se instaló en varias zonas del pueblo para evitar que se produjeran aglomeraciones. «La feria se planificó muy bien y aún así nos preocupaba lo que pudiera pasar. Pero había que empezar ya», dice José Rángel, alcalde de la localidad. 

Para Félix Sansegundo, la de Oliva fue la primera feria tras el parón por la pandemia. Ahora está en la de Alconchel con el Canguro, la atracción que gestiona desde hace años. «La primera feria fue muy emotiva y funcionó muy bien. La gente nos recibió muy bien y económicamente fue también una buena feria», dice el empresario. Después de esa cita, han empezado a negociar con otros ayuntamientos. «Están viendo que es posible hacer una feria porque los protocolos se cumplen. Somos los primeros interesados, porque dependemos de ellos para seguir trabajando», explica Sansegundo. 

Alconchel acaba de arrancar con Feria de Mayo a medio gas. El ayuntamiento ha suprimido las actividades complementarias (toros, conciertos o casetas) para priorizar las atracciones infantiles. «Lo que planteamos es las mismas atracciones en el mismo sitio que siempre, además de un puesto de turrones, dos hamburgueserías y un puesto de bisutería», dice el alcalde, Óscar Díaz. Además se ha extremado la vigilancia y la guardia civil apoyará a la policía local del pueblo en el control del botellón en las dos noches centrales, ayer y hoy. «Hemos optado por apartar algunas actividades, pero que pudiéramos tener ya feria», reconoce. 

Badajoz contempla conciertos en San Juan

Badajoz celebrará la Feria de San Juan, que ya tiene fecha: del 18 al 26 de junio. También tiene un atractivo cartel de conciertos, que se celebrarán en el auditorio del recinto ferial con un amplio despliegue de medidas de prevención. La iniciativa nace con aspiraciones de festival con nombre propio: Badajoz Suena y en esta primera edición contará con Antonio Orozco, La Oreja de Van Gogh, Ella Baila Sola, Café Quijano, Juanlu Montoya y Marta Sánchez con Francisco Céspedes. 

Badajoz.

Badajoz.

De momento, es lo que está confirmado del programa de feria. Pero el ayuntamiento pacense ya ha avanzado que quiere que haya atracciones en el ferial de Caya. Ha habido primeras conversaciones con los feriantes, pero todavía no han concretado el contenido ni las condiciones. 

Este lunes, 17 de mayo, está convocada una mesa técnica. El equipo de gobierno ha avanzado que no abrirán las casetas del recinto y los feriantes, como en otros municipios, pedirán que se puedan instalar además de las atracciones los puestos de comida y bebida, para que no haya discriminaciones en el colectivo. El recinto ferial de Badajoz es uno de los de mayor extensión de Extremadura. Queda por ver si llegarán a un acuerdo aunque hay buena disposición por ambas partes, informa Ascensión M. Romasanta.

Mérida apuesta por atracciones y casetas

En la capital extremeña, la idea es celebrar la próxima Feria de Septiembre con atracciones, puestos de venta y casetas, si la situación sanitaria lo permite, pero sin barras en la calle. Así lo avanzó esta semana la delegada de Festejos, Ana Aragoneses, tras reunirse con los feriantes. En concreto, el consistorio trabaja para desarrollar una feria con todas las medidas de seguridad frente al coronavirus, pero con todos sus elementos habituales para que la ciudadanía disfrute durante los días de celebración, respetando las normas sanitarias vigentes en ese momento.

Mérida.

Mérida.

La fórmula no se ha concretado aún, pero e n los primeros contactos que el consistorio ha mantenido con los feriantes, lo que se les ha trasladado es que la apuesta es celebrar una feria con todos los elementos habituales (aunque no se permitirá que se instale en la calle las barras que tradicionalmente colocan los hosteleros). 

Además se trabaja en el modelo para la celebración del Día de la Infancia y otras acciones que quieren poner en marcha para que la feria sea más inclusiva. El ayuntamiento quiere crear un paquete de ayudas para el sector en la ciudad, informa Carmen Hidalgo. 

Cáceres tendrá feria, pero en septiembre

Habrá feria en septiembre, coincidiendo con la festividad de San Miguel, ese es el acuerdo que se alcanzó el pasado miércoles en la última de las reuniones entre los empresarios del sector y el ayuntamiento. En los días previos se habían roto las negociaciones en las que se habló de la celebración de la feria en su fecha habitual, en la última semana del mes de mayo coincidiendo con la festividad de San Fernando, pero no se llegó a un acuerdo porque el ayuntamiento quería una feria solo con las atracciones y con algún puesto de las casetas de juegos, pero los feriantes querían una feria con la participación de todos, también de los puestos de comida y bebidas. Al final la decisión que se consensuó entre los feriantes y el gobierno local fue que hubiera una feria con todos los puestos, incluidos los de comida y bebidas, pero en septiembre.

Cáceres.

Cáceres.

Cáceres tenía dos ferias, una en el mes de mayo, coincidiendo con la festividad de San Fernando, y la otra en septiembre, la de San Miguel, pero la segunda, salvo alguna excepción en los últimos años, se suspendió, quedando como única celebración la del mes de mayo. Este año, otra vez como excepción, se va a recuperar la del mes de septiembre, se da más tiempo para que haya más vacunados y que el riesgo de contagio, en una gran celebración como es una feria, sea menor , informa J. L Bermejo.

Plasencia busca ubicación por la vacunación

El gobierno local del Ayuntamiento de Plasencia quiere que se celebre la feria en junio, los días 10 y 11 son festivos locales por este motivo, pero está buscando un lugar alternativo al recinto ferial porque su intención es que puedan instalarse la totalidad de las atracciones.

Plasencia.

Plasencia.

El alcalde, Fernando Pizarro, ha explicado que se están estudiando espacios en el polígono industrial, porque en el ferial se realizan las vacunaciones y no habría espacio para todas las atracciones con la distancia de seguridad. Otra opción que se baraja es la de repartirlas por distintas zonas, como el parque de La Coronación y otras que no se han concretado.

En todo caso, está pendiente una reunión con el colectivo de feriantes para definir qué atracciones y puestos podrían instalarse. Pizarro ha afirmado que son unas 50 atracciones las que se suelen instalar y la intención es «darles una respuesta a la altura de lo que ellos reclaman» para ayudar así al colectivo.

No se ha referido a otro tipo de puestos de comida, bebida o tómbolas y, en este caso, el ayuntamiento ha señalado que «se están estudiando las diferentes posibilidades», informa Raquel Rodríguez.