Kiosco

El Periódico Extremadura

SUCESO EN UN ESTABLECIMIENTO DEL MUNICIPIO PACENSE

Un encapuchado atraca a punta de pistola en una peluquería de Calamonte

El atracador amenazó con un arma a siete mujeres y se llevó más de 400 euros en efectivo, además de un cordón de oro. "Al principio pensamos que era una broma, pero el susto ha sido espectacular", afirma la dueña Nuria Rodríguez

Nuria Rodríguez, la dueña de la peluquería de Calamonte.

La Peluquería Nuria, ubicada en la calle Picasso del municipio pacense de Calamonte, fue escenario ayer de un atraco a punta de pistola. Los hechos sucedieron en torno a las once y cuarto de la mañana, cuando un hombre que iba encapuchado entró en el establecimiento y amenazó con el arma a las siete mujeres que en ese momento se encontraban en el interior del local. El atracador huyó tras hacerse con más de 400 euros en efectivo y un cordón de oro.

"Todas las que estábamos pensamos en un principio que era una broma, pero cuando el hombre se agarró al cuello de una clienta y le pegó un tirón del cordón de oro que llevaba puesto, ya nos dimos cuenta de que iba en serio", relata Nuria Rodríguez, la dueña del negocio. Posteriormente, el atracador cogió los bolsos de dos clientas, los vació en el suelo y se llevó los monederos. "Nos dijo que le diésemos las gracias de que solo fuera a quitarnos el dinero, que no quería móviles ni nada", apunta.

La responsable de la peluquería señala que el atracador iba encapuchado con el gorro de la sudadera puesta, gafas de sol y una braga del cuello tapándose la boca y la nariz. Tenía complexión fuerte y no era español. Como la peluquería tiene acceso a la vivienda familiar, en un descuido del ladrón la madre de Nuria entró en su casa y avisó a su marido, que se asomó desde la ventana y el atracador se marchó al verlo. "El susto fue espectacular, porque nos apuntaba con la pistola diciéndonos que nos disparaba las piernas", recuerda.

Los efectivos de Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil que acudieron al establecimiento tras producirse el atraco "se portaron estupendamente bien, además de que fueron muy rápidos y efectivos". Cabe destacar que la policía científica también acudió al local para recoger huellas de algunos objetos a fin de poder dar con el atracador. "Nunca he puesto cámaras de seguridad porque no piensas que te pueda ocurrir algo así", añade Nuria.

Compartir el artículo

stats