Kiosco

El Periódico Extremadura

Denuncia ante Medio Ambiente y el Seprona

La Junta lleva a la Fiscalía el vídeo del ciervo agonizante por injurias y calumnias

Las imágenes, que se tomaron supuestamente en Monfragüe , se divulgaron en febrero. La Consejería para la Transición Ecológica rebate que sean actuales o que correspondan al programa de control de ungulados del parque

Captura del vídeo que muestra a un ciervo agonizando, supuestamente en Monfragüe, que se difundió en febrero pasado.

La Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de Extremadura ha puesto en manos de la Fiscalía de Medio Ambiente y del Seprona toda la documentación e información de que dispone para que abran una investigación sobre el vídeo en el que aparece un ciervo herido y agonizando tras varios días dentro de una jaula. Fue grabado supuestamente en una finca pública del Parque Nacional de Monfragüe, y se difundió en febrero pasado en medios de comunicación y redes sociales. 

Vídeo | La Junta lleva a la Fiscalía el vídeo del ciervo agonizante por injurias y calumnias

Vídeo | La Junta lleva a la Fiscalía el vídeo del ciervo agonizante por injurias y calumnias Facebook Fedexcaza

Desde el parque nacional ya se negó entonces que la jaula en la que estaba introducido el animal perteneciese a su programa de control selectivo de ungulados. Ahora, según la Junta, los documentos facilitados vendrían a acreditar que las imágenes ni son actuales ni se corresponden con los controles selectivos que se vienen practicando en este espacio protegido por motivos poblacionales y sanitarios desde abril de 2021. También apuntarían, arguye el Ejecutivo autonómico, a la comisión de varias infracciones administrativas así como de actuaciones ilícitas como injurias y calumnias que podrían tener responsabilidades penales. 

A finales de febrero, la consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García, ya anunció en la Asamblea de Extremadura que el Gobierno autonómico remitiría a la Fiscalía y el Seprona este asunto, asegurando que no permitiría que se «denigrase» al parque nacional ni a sus trabajadores. «La consejería mantiene su determinación en que si del resultado de las investigaciones se desprendiera alguna infracción o delito se incoarán las acciones legales y/o administrativas que correspondan», se resaltó ayer desde este departamento. Por lo pronto, el objetivo ahora es «recabar información sobre la autoría y circunstancias que han rodeado la grabación y la divulgación del vídeo».

En la documentación que soporta la denuncia se hace alusión tanto a este primer vídeo, publicado en la página de Facebook de la Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza) y en diversas redes sociales, como a uno posterior pero igualmente de autoría anónima, en el que una persona afirma que se encuentra en la misma localización (la finca Lugar Nuevo), cerca de donde habría estado la jaula y en el que se podían observar aún restos recientes de un jabalí. En ese caso, pudo verse en la web de la revista Jara y sedal.

Jaula oxidada y de guillotina

Después de las actuaciones previas llevadas a cabo, el informe elaborado por la Dirección General de Sostenibilidad concluye que la trampa a la que se hace mención no corresponde con las que se colocan en Monfragüe, «pues se trata de una jaula oxidada con puerta de chapa y sistema de cierre tipo guillotina, mientras que las empleadas en este plan son de tipo abatible». También se argumenta que «conforme a lo manifestado por los agentes del medio natural sobre la periodicidad de revisión» de estos dispositivos en anteriores programas de control de ungulados, esta se venía realizando de forma diaria (lo que imposibilitaría que un animal se quedara en ellos durante varias jornadas antes de que se volviera a comprobar) y que «la captura de un ciervo macho del porte del que aparece en el vídeo» resulta «muy improbable en las cajas trampa utilizadas, por el reducido tamaño de la puerta batiente».

Por todo ello, se concluye que «el maltrato animal que muestran las imágenes», con lesiones en el animal, permanencia en la trampa durante varios días y falta de alimentación, «no se corresponde con la realidad de la gestión en el parque nacional».

En cuanto al jabalí al que alude la segunda grabación, se indica que no fue abatido mediante el uso del método de bala cautiva, el empleado por los operarios destinados al plan de capturas del parque, «ya que no presenta orificio en el cráneo».

Según indica Ángel Rodríguez, que fue director del parque durante 30 años, «jamás» se encontró un animal atrapado en mal estado

decoration

Aparte de las posibles responsabilidades administrativas que pudieran derivarse de los hechos (entre otros motivos porque la zona en la que se tomaron las imágenes es de acceso restringido, se remarca), desde la Dirección General de Sostenibilidad se considera que «la imputación de la realización de determinadas prácticas por la Junta de Extremadura, sus funcionarios públicos o agentes de la Administración, mediante el empleo de dichos vídeos» podría suponer la comisión de los delitos de injurias y calumnias. 

Además, se añade, por su difusión en medios de comunicación y redes sociales, «las presuntas injurias y calumnias podrían reputarse hechas con publicidad» lo que llevaría a la existencia de responsabilidad civil solidaria por parte del titular del medio a través del cual se ha difundido». Por último, si se probara que el autor de las grabaciones «hubiera sido, a su vez, quien hubiera cazado al animal que aparece en el mismo, pudiera incurrir en un delito contra la fauna».

Desde 2017

El informe la Dirección General de Sostenibilidad asevera que la grabación en la que puede observarse un ciervo malherido «ya existía en el año 2017». Una afirmación que sostiene en la testifical de Ángel Rodríguez, que fue director del parque nacional extremeño durante tres décadas.

En ella Rodríguez detalla que en ese año alguien le mostró un vídeo de estas características, e identifica a la persona que lo hizo, que define «muy cazadora». Las imágenes, precisa en su declaración, se las mostró tras denegarse una acción de control poblacional en una de las fincas que tiene parte de su superficie en el interior del parque y que «al parecer» organizaba el aludido. 

«Me visitó para preguntarme el motivo de la denegación», señala, no quedando conforme con la respuesta que se le dio. «Me mostró en su móvil un vídeo con un ciervo en una jaula de captura en muy mal estado, diciéndome que si no le autorizábamos la acción de control a la propiedad de la finca» en cuestión, «lo haría público», continúa. El exresponsable del parque también subraya que durante su experiencia de gestión en Monfragüe «jamás» se encontró a un animal atrapado «en mal estado». De igual manera, apostilla «un ciervo en una jaula entra con mucha dificultad por la cuerna que posee y, si lo hiciera, no se produciría heridas si no es perturbado y acosado con esa intención».

Compartir el artículo

stats