Kiosco

El Periódico Extremadura

Modificación normativa para eliminar trabas burocráticas a la hora de ejercer un derecho

La supresión del voto rogado facilitará el sufragio a alrededor de 30.000 extremeños

Son los registrados en el censo electoral de residentes en el extranjero. Su participación en las generales pasó de rozar el 30% en 2008 a solo un 5% en 2019

La supresión del voto rogado facilitará el sufragio a alrededor de 30.000 extremeños INAKI OSORIO

Alrededor de 30.000 extremeños tendrán más fácil participar en los comicios electorales a partir de ahora. Recientemente, el Congreso de los Diputados aprobó la reforma del sistema de voto de los españoles con este derecho que viven en otros países, que son 2,3 millones conforme a los últimos datos del INE (a 1 de mayo de 2022). De ellos, 28.546 están inscritos en la región (16.605 en la provincia de Cáceres y 11.941 en la de Badajoz).

Es el fin del denominado voto rogado, que obligaba a los inscritos en el Censo electoral de españoles residentes en el extranjero (CERA) a solicitar el sufragio con antelación y que hacía mucho más farragoso ejercer este derecho. Este procedimiento fue instaurado en el 2011, después de numerosas denuncias de irregularidades con el voto de los emigrados, especialmente en los comicios gallegos, donde su peso llegó a ser decisivo. El cambio lo acordó entonces una amplia mayoría del arco parlamentario (tuvo el respaldo de PP, PSOE, PNV y CiU), pero como efecto colateral trajo consigo un desplome de la participación de los residentes en el extranjero en los sucesivos comicios. 

Si en las generales de 2008, antes del cambio normativo, votaron 5.918 extremeños que viven fuera de España (con un 70,65% de abstención, sobre un censo de 20.164 personas), en las siguientes, a finales de 2011, la abstención se disparó al 94,5%, con solo 1.209 votantes. En todo el país la tendencia fue en esta misma línea.

Esta caída se mantuvo en la región a lo largo de la década siguiente, a pesar del aumento significativo que se produjo en el censo, que se acercó a los 28.000 inscritos extremeños en el exterior --que ya se superan a día de hoy-- tras crecer un 38% entre 2008 y 2019.

En las dos convocatorias generales más recientes, las de 2019, la cifra de sufragios se mantuvo bajo mínimos, con 1.755 votos en las elecciones al Congreso de los Diputados de abril y 2.124 en la repetición electoral de noviembre. En esta última, el PSOE obtuvo un 36,4% de los votos de los extremeños residentes en el extranjero (768 sufragios), por encima del 18,7% de Podemos (395), el 15,4% del Partido Popular (324), el 13,1% de Vox (277) y el 10,2% de Ciudadanos (216). 

En cuanto a las autonómicas celebradas ese mismo año, la participación fue todavía menor, de un 3,7%, con 1.035 votos de un censo de 27.582.

En las autonómicas de 2019 apenas votó un 3,7% del censo extremeño inscrito en el extranjero

decoration

El voto rogado imponía unos plazos muy breves y una serie de trámites administrativos que desincentivaban la participación en los comicios. La reforma de este sistema aprobada ahora se produce después de varias prorrogas y años hibernando en el Congreso. La iniciativa fue una propuesta del PSOE y Unidas Podemos consensuada, mediante la introducción de diferentes enmiendas, con otros grupos (PP, Ciudadanos, Vox y PNV también le dieron finalmente el visto bueno). Tras su paso por el Senado, la previsión es que se publique en el BOE después del verano

Cuando esta reforma de la ley electoral entre en vigor, los ciudadanos inscritos en el CERA no tendrán que pedir expresamente ejercer el derecho al sufragio. A partir de entonces, las delegaciones provinciales de la Oficina del Censo Electoral enviarán de oficio la documentación a todos ellos.

Descarga telemática

El nuevo sistema permitirá descargar telemáticamente las papeletas, aunque la descarga será del juego completo, para garantizar el secreto de voto. Igualmente, se habilitarán más centros para votar en urna el exterior. No serán solo las embajadas, sino también todos los consulados y los centros oficiales que se preparen para ello. Además, podrá ejercerse este derecho presencialmente durante un periodo más largo de tiempo:entre ocho y tres días antes de las elecciones. Si se hace por correo postal, se habilitaran apartados de correos para que pueda hacerse sin coste alguno. 

Además, se protegerá el envío de los votos emitidos en el extranjero estableciendo que se hagan llegar a España por valija diplomática y se ampliará el plazo del escrutinio para que las papeletas lleguen a tiempo.

El censo aumenta un 26% en una década

Baterno, La Lapa, Sancti-Spíritus, Casas de Don Gómez y Villa del Rey son los cinco únicos municipios extremeños que no tienen ningún inscrito en el Censo Electoral de españoles residentes en el extranjero (CERA) en el que, según los últimos datos de este registro publicados por el INE (a 1 de mayo pasado), aparecen 28.546 extremeños. A estas mismas alturas de una década antes había 22.671, por lo que el crecimiento acumulado en estos diez años ha sido del 26%. En conjunto, estos extremeños suponen el 3,2% del censo electoral autonómico (integrado por 889.604 personas) y sumados supondrían el sexto mayor censo municipal de votantes de la región.

En general, las localidades extremeñas con más inscritos en el CERA son también las más pobladas. Las cinco con mayor número son Badajoz (3.220); Cáceres (2.639); Plasencia (935); Mérida (728); y Don Benito (588). No obstante, en la lista también se ‘cuelan’ con cifras elevadas otros municipios de mucho menor tamaño como Losar de la Vera (459); Zalamea de la Serena (367); Zarza de Granadilla (309); o Quintana de la Serena (293).

Por países de residencia, dos que fueron durante décadas receptores de gran parte de la emigración extremeña al extranjero, Francia y Alemania, están a la cabeza, con 7.671 y 4.774 inscritos, respectivamente. En los cinco primeros puestos figuran dos países de América del Sur: Argentina (3.631) y Brasil (1.720), en los dos casos muy concentrados en la provincia de Cáceres. Entre ambos queda Suiza, con 1.771 electores contabilizados. 

Otro de los cambios establecidos ahora con el cambio normativo es que este registro se actualizará cada cinco años para tener más localizados a los electores.

Compartir el artículo

stats