Kiosco

El Periódico Extremadura

inauguración del servicio de altas prestaciones

Una inauguración a todo tren

Los presidentes del Gobierno y de la Junta, acompañados por el Rey y otras autoridades, defendieron este lunes que el nuevo servicio ferroviario es «solo el inicio». Decenas de personas protestaron en Cáceres

El Rey, Pedro Sánchez, Guillermo Fernández Vara y Raquel Sánchez, recibidos por el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna. MINISTERIO DE TRANSPORTES

En hora. Por esta primera vez y ojalá que sí que sirva de precedente. El nuevo tren rápido extremeño realizó este lunes su viaje inaugural con el tiempo cronometrado, tanto como todos los actos protocolarios. Un evento encabezado por el rey Felipe VI, acompañado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez. Autoridades e invitados llenaron la estación de Cáceres que, cercada por un amplio despliegue policial, no se había visto jamás tan llena, o eso decían algunos chascarrillos mientras los asistentes esperaban para pasar el control de seguridad. El reloj rondaba las cuatro de la tarde y el calor se unía a la aglomeración de políticos, empresarios y diferentes representantes que provocó algún momento de cierta confusión en la distribución de los mismos entre los vagones y asientos del Alvia modelo S-730, que alcanza una velocidad punta de 180 kilómetros por hora pero cuya velocidad media va a ser de entre 106 a 130, según el tramo.

El rey, Pedro Sánchez, Fernández Vara y Raquel Sánchez en el tren MINISTERIO DE TRANSPORTES

A las 16.30 partía el tren que llegaba media hora después a Mérida, donde el Rey y los presidentes fueron recibidos por el alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, que desde allí se montó en el convoy. Apenas 30 minutos después ya habían llegado a Badajoz, el final del trayecto, en cuya estación, en una carpa montada para la ocasión, se realizó el acto institucional, que se inició con un vídeo sobre el trabajo realizado y se completó con los discursos de la ministra de Transportes y los dos presidentes. El Rey no habló. 

Autoridades e invitados en la estación de Badajoz. SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

«Esta vez Extremadura sí se va a subir al tren del futuro y lo va a hacer a la cabeza y no a la cola», aseguró Pedro Sánchez en su discurso, en el que reafirmó su compromiso de que el tramo completo esté electrificado en el próximo año. «Con este acto no queremos disfrazar las carencias, sino reconocerlas», dijo Sánchez, quien manifestó que este día era el inicio de un «camino para el que no hay vuelta atrás» y mostró su compromiso de que «es solo el principio, se acabaron los retrasos». El presidente del Gobierno señaló los proyectos de la gigafactoría en Navalmoral, el centro de energía de Cáceres y la fábrica de baterías de litio en Badajoz como muestras de la apuesta por Extremadura. 

Las autoridades, en la estación de Badajoz MINISTERIO DE TRANSPORTES

Misma línea tuvieron las palabras de Guillermo Fernández Vara, quien insistió en que tanto esos proyectos como la nueva línea ferroviaria van a dotar a la región «la capacidad de competir en las mismas condiciones, ni más ni menos». Vara defendió la importancia del acto: «Después de invertir 1.700 millones de euros, no se puede inaugurar en la clandestinidad» y anunció que en septiembre el Pacto del Ferrocarril se reunirá con la titular de Transportes para «seguir trabajando» ya que lo de este lunes «es solo el inicio». «Este trazado de alta velocidad se ha diseñado para que el mayor número de extremeños se beneficien», dijo, a la vez que explicó que los servicios se irán «acomodando» a las cuatro ciudades -Plasencia, Cáceres, Mérida y Badajoz- «según demanda». El presidente de la Junta dijo entender las críticas pero subrayó que «las cosas mejorarán».

Los colectivos por el ferrocarril reivindicaron un «tren digno y que vertebre» la región

decoration

Protestas

Esas críticas se materializaron en la protesta de decenas de personas en Cáceres de los distintos colectivos por el ferrocarril en la región, a quienes se unieron otros movimientos, como los contrarios a la explotación minera o Ecologistas en Acción. Alejados de las autoridades, a las afueras del recinto de la estación cacereña, tuvieron que desgañitarse y hacer sonar sus silbatos y bocinas al máximo para que se les escuchara en el interior. Los manifestantes pidieron de nuevo un tren digno y que «vertebre» Extremadura. «Este acto nos parece demencial porque se están creando unas expectativas que no son reales», afirmó a este periódico Juan Carlos López, portavoz de Milana Bonita.

Milana Bonita y otros colectivos se manifestaron en Cáceres. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

López definió el nuevo tren rápido como «un paso muy cortito»: «Estos son unos fastos con todas las autoridades para tratar de contentar a la población pero los extremeños ya estamos hasta el pico de la boina de ser engañados», expresó, y señaló que a este ferrocarril aún le falta la electrificación y la plataforma completa desde Badajoz a Madrid. López calificó el ahorro de 51 minutos de «una cosa ínfima» y expuso que «se hace a costa de no parar en Plasencia». «Después de una prueba que se realizó semanas atrás desde allí, con la ministra, lo cual fue una cosa extrañísima, este lunes ni siquiera pasan porque lo que se encontrarían es una ciudad en contestación». También apuntó a que hay otras líneas ferroviarias en la región que están en el olvido y necesitan ser revitalizadas. Por ello, aseguró que van a seguir reivindicando «un tren digno, que no se nos pare, que no se queme y que llegue en hora». Finalizado el evento, en el viaje de vuelta Badajoz-Cáceres, el mismo convoy se quedó parado tras pasar por Mérida, sin que nadie supiera dar una explicación del porqué. Un pequeño retraso de apenas 10 minutos. Sin que sirva de precedente.

Compartir el artículo

stats