Esta semana entraron en vigor una serie de medidas destinadas a la reducción del consumo eléctrico en los negocios privados e instituciones estatales y regionales. Este paquete, responde a la necesidad de reducir el gasto eléctrico ante las crisis provocadas por la guerra en Ucrania, entre otras cosas.

De momento, ninguna de estas disposiciones de ahorro va destinada a los hogares extremeños, sin embargo, un nuevo grupo de limitaciones podría llegar, esta vez sí para las viviendas, durante el mes de septiembre. La Junta de Extremadura ha manifestado que estas regulaciones también tienen el objetivo de promover un cambio de actitud frente a las consecuencias del cambio climático.  

Por lo tanto, ofrecemos 10 consejos para mantener un consumo energético estable en los hogares extremeños.

  • Utiliza bombillas de bajo consumo y LEDs, son más ahorrativas e iluminan mucho más.
  • Baja el toldo y las persianas en las horas de más calor, esto permite mantener una temperatura fresca en el hogar y limita la incidencia del sol y las fuertes temperaturas exteriores.
  • Pon el aire acondicionado a 27ºC y limpia el filtro periódicamente, un rango de temperatura estable mantendrá la maquina trabajando de manera uniforme evitando los picos altos de consumo.
  • Intenta utilizar más el ventilador que el aire acondicionado, muchas veces encendemos el aire para enfriar un poco la habitación y luego lo apagamos dejamos solo el ventilador para que mueva ese aire frio hacia nosotros.
  • No metas alimentos calientes en el frigorífico ya que esto obliga a la maquina a trabajar mucho más intentando mantener la temperatura interior.
  • La lavadora, siempre llena, y a baja temperatura, todos sabemos que el proceso de la lavadora que más energía consume, es al calentar el agua y durante el centrifugado.
  • Evita el consumo fantasma. Desenchufa todos los equipos por la noche o si no vas a estar en casa.
  • Si tienes que comprar un electrodoméstico, elige etiqueta A o superior, esto mejorará los niveles de consumo en tu hogar.
  • Usa el coche solo para lo imprescindible, ya que ahorrar combustible es una de las máximas a tener en cuenta frente a la crisis.
  • Intenta comprar más en tu tienda de barrio que por internet. Evitarás viajes de reparto, de esta manera, no solo ahorras tú, sino que promueves de forma colectiva una estabilidad en el consumo energético.