Después de varios días en los que la lluvia ha dado una tregua en la mayor parte de la región extremeña, cabe la posibilidad de que la situación siga igual. Muchos piensan que con la entrada de octubre, los cielos dejarán caer algunas gotas, como en otros años, sin embargo, no parece que esto pueda ocurrir.

Según el pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el sábado predominará un clima poco nuboso con intervalos de nubes altas. Los vientos, variables y flojos, predominando la componente este. Y respecto a las temperaturas, las mínimas tendrán cambios ligeros, 9 grados en la provincia de Badajoz y 11 en la de Cáceres y las máximas estarán en ascenso: 30 grados en la provincia pacense y 27 en la cacereña.

Por su parte, el domingo casi se disipa la posibilidad de chubascos. Los cielos estarán poco nubosos o despejados, en muchas partes de la región, mientras que los vientos serán flojos y las temperaturas tienden al ascenso. En Badajoz, los termómetros marcarán entre 12 y 33 grados, y en Cáceres entre 14 y 31 grados.

La ausencia de lluvias da lugar a una sequía significativa en la región que afecta de manera directa a embalses, ríos, lagos y múltiples pueblos.