inauguración

Lobón acoge el primer taller europeo de vehículos con hidrógeno verde

Transformará coches impulsados por gasolina y diésel y será referente clave. La empresa fabricará también ‘hidrogeneras’ (zonas de repostaje)

Exterior del primer taller europeo de vehículos con hidrógeno verde, en Lobón.

Exterior del primer taller europeo de vehículos con hidrógeno verde, en Lobón. / Efe

Efe

El pequeño municipio pacense de Lobón (unos 2.800 habitantes) aparece desde este jueves en el mapa europeo del futuro uso del hidrógeno verde en vehículos y equipos industriales al contar con el primer taller de la UE que transforma vehículos impulsados por gasolina y diésel para uso con esta nueva alternativa.

Este taller, que también tendrá un carácter formativo para otros que deseen iniciar este camino de sostenibilidad y compromiso con las nuevas energías, ha abierto sus puertas, inicialmente en periodo de desarrollo, en una pequeña nave del polígono industrial de Lobón.

La iniciativa, pionera en Europa, está impulsada por el Grupo Golendus, que agrupa a varias mercantiles relacionadas con la ingeniería, la energía, el desarrollo tecnológico y la automoción.

Esta mercantil también es fabricante tanto de hidrógeno verde como de 'hidrogeneras' (estaciones de repostaje) y desarrolla tecnologías que permiten transformar vehículos y equipos industriales para uso con hidrógeno, lo que reduce entre un 50 y un 60% el consumo energético.

De 80 a 50 euros

De los 80 euros por cada 100 kilómetros que gasta un vehículo de carga de combustible habitual se pasaría a «unos 50 euros», explicó la directora ejecutiva de este grupo empresarial, Gemma González, durante el acto de apertura de este taller al que asistió el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara.

La senda empresarial de la transformación de vehículos irá de la mano con la instalación y puesta en marcha de ‘hidrogeneras’ por parte de empresas interesadas. De momento, y según se avanzó, el primer paso sería el corredor Madrid-Lisboa, si bien ya ha levantado el interés en otras zonas del país, como la Comunidad Valenciana, y de fuera de España.

En este sentido, González recordó que la UE ha fijado que antes de 2030 deberá haber una ‘hidrogenera’ por cada 150 kilómetros.

La transformación de un vehículo o camión para uso con hidrógeno verde exige unos tres días de trabajo en el taller y su coste oscila entre los 2.000 y los 3.000 euros. La inversión, según González, se amortiza a corto plazo con «una reducción muy importante» del gasto en combustible.

Para la creación del hidrógeno verde la empresa utiliza fuentes renovables, como la eólica, la solar y la geotérmica. «Esto es un punto de partida para lo que queremos acometer», remarcó González.

En declaraciones a los medios, Fernández Vara trasladó un mensaje muy similar al afirmar que «estamos ante el inicio de algo que será muy importante». «El hidrógeno es algo fundamental de lo que será el futuro», si bien aún precisa de maduración.

«El hidrógeno para el gran consumo en el transporte será una pieza fundamental y las hidrogeneras pasarán a formar parte de nuestras vidas», añadió.