Kiosco

El Periódico Extremadura

EL PROGRAMA COMENZARÁ EL PRÓXIMO 1 DE JULIO

El Ayuntamiento de Mérida iniciará el control y captura de las palomas urbanas

La instalación de un palomar ecológico, con una capacidad de 100 nidos, servirá para controlar la población de esta especie. Se colocarán jaulas para apresar ejemplares tras un estudio de las zonas afectadas

Un ejemplar de paloma doméstica, en Mérida. EL PERIÓDICO

Mitigar la alta densidad de población de las palomas domésticas en algunas zonas de Mérida. Este es el objetivo que se propone el Ayuntamiento de Mérida y, para conseguirlo, el 1 de julio se iniciará un programa de control sanitario y poblacional de esta especie a cargo de ornitólogos con títulos de anilladores por la Sociedad Española de Ornitología. El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, ha destacado que así se dará respuesta «por fin» a una problemática que la ciudadanía ha venido denunciando desde hace «décadas»

Según lo recogido en el plan de control sanitario del consistorio, se instalará un palomar ecológico que servirá para «controlar la población sin realizar un descaste total y controlando a las aves sanas». El interior tendrá una capacidad para 100 nidos, tolva de comida y agua. Para que este funcione como reclamo, se realizará una impronta de 5 o 6 parejas. Los profesionales retirarán semanalmente los ejemplares para realizar un censo, control de natalidad, desparasitación y limpieza. También se sustituirán las puestas de huevos por otros falsos para evitar su reproducción. 

«Es una técnica funcional que ya se practica en muchas ciudades, de largo tiempo y que abarata costes de mantenimiento», ha indicado el regidor municipal. Además, junto al palomar ecológico se instalará un panel informativo para explicar a la población su funcionamiento. Por otra parte, se llevarán a cabo capturas mediante estudios previos de las zonas afectadas, a través de la instalación de jaulas en los principales focos identificados. Para el marcaje y vuelos disuasorios, se prevé usar rapaces entrenadas para ello como el halcón peregrino, el águila de harris o el cernícalo americano.

En el caso de los edificios abandonados o lugares con fácil acceso para las palomas, se contactará con los propietarios «para obtener los permisos pertinentes y poder acceder a ellos realizando las capturas nocturnas». En los últimos años, uno de los puntos que más ha dado que hablar por la proliferación de palomas es ‘la corraleta’, una plaza rodeada de viviendas entre la avenida Juan Carlos I y la calle Valverde de Mérida.

Cabe indicar que el ayuntamiento emeritense ha habilitado el correo electrónico controldeespecies@merida.es para que la ciudadanía pueda trasladar sus demandas en este sentido. Inicialmente, el programa se mantendrá activo durante los próximos 12 meses y se evaluará su efectividad para posibles prórrogas futuras.

Compartir el artículo

stats