cuna del cristianismo hispano

La Basílica de Mérida abre su Puerta Santa y arranca el Año Jubilar Eulaliense

Miles de emeritenses se suman a la procesión y viven con devoción un acontecimiento histórico para la capital extremeña

El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, la presidenta de la Junta de Extremadura, María Guardiola, y el arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, no faltan a la esperada cita

Vídeo | Apertura de la Puerta Santa de la Basílica de Mérida por el Año Jubilar Eulaliense

Jorge Armestar

La apertura de Puerta Santa de la Basílica de Mérida ha sido el acto central con el que este mediodía ha comenzado el Año Jubilar Eulaliense. Los preliminares dieron inicio anoche cuando la patrona, la Mártir Santa Eulalia, recorrió las calles de la ciudad en su tradicional procesión guiada por la música de cornetas, trompetas y tambores que, cada 9 de diciembre, la lleva hasta la Concatedral de Santa María. Con algo de brisa en la temperatura y una gran expectación de público, Santa Eulalia fue recibida por una colorida alfombra de sal. Es la conocida como Procesión de Vísperas, que concluyó con un mayúsculo espectáculo de fuegos artificiales en el entorno del simbólico puente Romano.

El amanecer, todas las miradas se fijaron en el cielo. Los devotos rezaron toda la noche porque las nubes que empañaban el cielo abandonaran la capital extremeña y dejaran brillar con fuerza la elegancia de la Patrona. Esta mañana las actividades se han iniciado con otro desfile procesional a las 09.45 horas, pero a la inversa, es decir, desde Santa María a la Basílica. Tras la llegada de la procesión, una gran petalada pirotécnica con más de 3.000 kilos de confeti y serpentina han cubierto la Basílica de Santa Eulalia de rojo, dorado y blanco, colores eulalienses, cuando la imagen de la mártir cruzaba el dintel de la iglesia para dar paso a la apertura de la Puerta Santa. También ha contado con una espectacular alfombra floral de 9 metros de diámetro y 70 metros cuadrados. Miles de emeritenses y turistas se suman a la procesión y viven con devoción un momento histórico.

Al acto se han sumado el alcalde emeritense, Antonio Rodríguez Osuna, la presidenta de la Junta de Extremadura, María Guardiola, la presidenta de la Asamblea autonómica, Blanca Martín, el arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, además de otras autoridades civiles y mandos militares. La solemne apertura de la Puerta Santa ha estado amenizada y acompañada previamente de una actuación por parte de la Asociación Folklórica y Cultural de La Antigua, y a continuación ha tendio lugar el ritual de la apertura tras el cual la celebración de la misa ha continuado en el interior del templo. Como preparación para este acto emeritense tan significativo se adornó el campanario hace varios días.

Durante la misa se ha producido una emergencia sanitaria. José María Álvarez Martínez, antiguo director del Museo Nacional de Arte Romano, ha sufrido una lipotimia y ha tenido que ser atendido de inmediato y evacuado de urgencia al Hospital de Mérida, donde se recupera de este accidente.

Y que este 10 de diciembre ha dado comienzo el Año Jubilar Eulaliense, concedido por la Santa Sede a la Basílica de Santa Eulalia de Mérida y que se prolongará hasta el 10 de diciembre de 2024, festividad de la Mártir. El 23 de noviembre del pasado año, el alcalde de la ciudad, Antonio Rodríguez Osuna, fue recibido en la audiencia general de los miércoles en la plaza de San Pedro por el Papa Francisco, a quien agradeció la declaración del Año Jubilar y le explicó la importancia de Mérida como cuna del cristianismo hispano.

Osuna estuvo acompañado por el arzobispo de Mérida-Badajoz, monseñor Celso Morga, y el presidente de la Asociación de la Virgen y Mártir Santa Eulalia, Luis Miguel González, entre otros representantes de la localidad.

Vídeo | La Basílica de Mérida abre su Puerta Santa y arranca el Año Jubilar Eulaliense

Jorge Armestar

Cómo reponer fuerzas a lo grande

Tanto esfuerzo ha merecido la pena. Después de la eucaristia, los asistentes han repuesto fuerzas a lo grande. En Mérida no solo se come bien, sino que también se come mucho, y ningún anfitrión quiere que sus invitados pasen hambre. El consistorio emeritense se lo ha tomado al pie de la letra y ha preparado una desgustación gastronómica con un buen vino de pitarra y unas sabrosas migas extremeñas.

Asimismo, la jornada ha contado con un emotivo vídeo mapping en la facahada de la Basílica de Santa Eulalia. El edificio se ha transformado en una pantalla gigante y bastante gente ha disfrutado de una impresionante representación animada, que se repetirá mañana por la tarde (18.30 y 19.00 horas). El evento está siendo un éxito a nivel organizativo y de convocatoria, pues todo se está llevando a cabo en hora, con buen tiempo y sin incidentes por parte del público. La velada terminará con un concierto de la Orquesta Ciudad de Mérida y Coro Caesar.