+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

'Urban Birding' // Un programa innovador que une patrimonio natural y cultural

Cáceres, paraíso del cernícalo primilla, ultima un proyecto turístico con garra

Es un producto pionero (rutas, visitas, app...) promovido por la Junta en cinco municipios. Con más de 200 parejas, el más pequeño de los halcones tiene aquí la colonia más densa del país

 

Cáceres, paraíso del cernícalo primilla, ultima un proyecto turístico con garra -

ACáceres le llueven los títulos, también por el cielo. A las ya consabidas distinciones de Patrimonio de la Humanidad y Tercer Conjunto Monumental de Europa, esta ciudadela de la Edad Media y el Renacimiento, una de las más completas del mundo, une el privilegio de tener el mayor número de parejas de cernícalo primilla (falco naumanni) de España, especie que hace de antiguos palacios e iglesias su lugar favorito para la nidificación. Pues bien. ¿Imaginan sumar ambas potencialidades para ofrecer al viajero una singular riqueza ornitológica en un entorno histórico de gran valor artístico? Ya está en marcha. Se llama ‘Urban Birding’ y se trata de un producto innovador que envolverá al turista en la magia de este pequeño halcón, que sufre un claro retroceso en su población mundial.

Rutas para visualizar los nidos, juegos de pistas para localizarlos, láminas divulgativas, rallies fotográficos... Y así, unas 60 experiencias para los viajeros, los aficionados, los expertos y los propios residentes. La Junta de Extremadura, en colaboración con diversas empresas y ONGs ambientales, llevará a cabo este proyecto de forma piloto en Cáceres, Plasencia, Trujillo, Jerez de los Caballeros y Zafra hasta finales del año 2020. Extremadura será pionera. Si los resultados resultan satisfactorios, se ampliarán al resto de municipios donde habita el cernícalo primilla. «Y es que Extremadura acoge algo más del 20% de la población española, lo que representa más del 10% de la europea», subraya Francisco Martín, director general de Turismo de la Junta. Queda clara la gran importancia del núcleo extremeño (con 894 colonias) a nivel continental.

Pero además, Extremadura es la única región europea con Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA) dentro de sus cascos urbanos. Sin duda, una singularidad que hay que conservar pero también disfrutar. Así, se ha constituido una red de ZEPA urbanas que cuenta con 23 espacios, de los que 19 han sido declarados por la presencia de cernícalo primilla. De ellas, 9 están en Cáceres y 10 en Badajoz. Además de compartir la especie, las ZEPA tienen en común situarse en pueblos y ciudades con un indudable valor patrimonial. Así, de los edificios declarados Bien de Interés Cultural (BIC) en Extremadura, al menos 30 albergan colonias de la especie y están dentro de algún casco urbano declarado ZEPA.

NIDOS BIC / Con más de 200 parejas de cernícalo primilla, la capital cacereña es la ZEPA con mayor densidad de Extremadura y España. Son numerosos los recintos declarados BIC con una importante presencia de nidos, como la Preciosa Sangre, la concatedral de Santa María, el Palacio de los Golfines de Arriba o la iglesia de Santiago. Gran parte de la colonia se encuentra distribuida en el centro histórico e incluso en las zonas nuevas de la ciudad. Por su situación, valor patrimonial e importancia para el primilla, se trata de una visita que no pueden eludir turistas y aficionados a la observación de aves.

«De ahí la creación del producto turístico ‘Urban Birding’, que une el rico patrimonio histórico, artístico y cultural de estas localidades con una propuesta ornitológica para el público en general pero también para profesionales de la ornitología. Se trata de un mix innovador, de un maridaje muy interesante», explica Francisco Martín.

No se trata de un proyecto aislado. Forma parte de uno de los mayores programas desarrollados en Extremadura para la protección de una especie. Se denomina Life ZEPA-Urban y se desarrolla en el periodo 2016-2020 (52 meses), con un presupuesto total de 2,7 millones de euros, financiado al 73% por la UE a través de su programa Life, único instrumento comunitario dedicado en exclusiva al medioambiente. Pretende contribuir al desarrollo sostenible y a alcanzar las metas que se ha fijado Europa en el horizonte 2020. Además se encuadra en la Red Natura 2000, principal herramienta de la UE para conservar la biodiversidad, con especial atención a las especies más amenazadas.

De hecho, el primilla está en retroceso. Ésa es la tendencia general en el mundo y en Extremadura, aunque algunas colonias de las ZEPA urbanas de esta región presentan una tendencia estable e incluso en aumento debido al desarrollo de medidas de protección. En España se encuentra en el Listado de Especies Silvestres en ‘Régimen de Protección Especial’, y está dentro de la categoría ‘Vulnerable’ del Libro Rojo de las Aves de España. En Extremadura, la especie se cataloga como ‘Sensible a la Alteración de su Hábitat’. A nivel europeo, el primilla está incluido en la lista del Comité Ornis de aves prioritarias para su financiación por fondos Life.

De ahí la creación del proyecto Life ZEPA-Urban, que está desarrollando en Extremadura un modelo de gestión de ZEPA urbanas que asegure la conservación del cernícalo primilla a largo plazo, y que sea aplicable a cualquier zona urbana que albergue colonias de la especie. Sus objetivos son varios y muy prácticos. Primero, «mejorar la conservación de las colonias reproductoras en las ZEPA urbanas, reforzando la calidad del sustrato de nidificación», así como «evitar la destrucción o molestias a las colonias por obras de restauración», y «diseñar y fabricar nidales artificiales más seguros, perdurables y económicos». De hecho, el consorcio Intromac (orientado a mejorar la competitividad de la construcción) y la empresa Prefabricados Extremadura 2002, forman parte de este proyecto para fabricar nuevos nidales a base de un innovador mortero de cemento con granulado de corcho, que aumentarán la calidad de vida de la especie, la seguridad y la productividad de las parejas, con sistemas anti-predación, de aireación, de anticaída de pollos y de desalojo del agua de lluvia.

El segundo objetivo del Life ZEPA-Urban es asegurar la conservación de los hábitats de alimentación del cernícalo, ya que depende de ellos. Se están analizando las preferencias de la especie con un programa piloto.

El tercer objetivo del proyecto, en el que participan varias direcciones generales de la Junta (Turismo, Medio Ambiente y Patrimonio Cultural), ONGs ambientales como Terra Naturalis o Dema, y estudios creativos como Laruinagráfica, consiste en sensibilizar a la población sobre los problemas de conservación de la especie y lograr su implicación para solucionarlos, haciendo hincapié en los propietarios y gestores de edificios así como en los colectivos de arquitectos, constructores, etc...

Y el cuarto objetivo es el desarrollo del proyecto turístico ‘Urban Birding’, basado en el cernícalo primilla como un modelo de actividad económica sostenible a nivel local. De hecho, pretende demostrar que el sector turístico puede convertirse también en una herramienta de conservación de una especie amenazada como ésta. En definitiva: el interés de los visitantes y ornitólogos potencia la salvaguarda del primilla, y el primilla se convierte en una especie con garra para el viajero. Un círculo que asegura la especie, ayuda al turismo y contribuye al propio futuro de los municipios.

Las cinco localidades han sido elegidas en base a criterios técnicos: son ZEPA urbana del cernícalo primilla, tienen patrimonio histórico artístico, reúnen oferta de alojamiento y restauración, y registran afluencia turística. De este modo, Trujillo, Plasencia, Zafra, Jerez de los Caballeros y Cáceres combinarán en este proyecto historia, cultura, tradiciones, gastronomía... Más de 50 empresas se han sumado ya al ‘Urban Birding’ (restauración, guías de naturaleza, artesanía, guías oficiales...), además de las oficinas de turismo y los Grupos de Acción Local.

«Hemos trabajado con profesionales y con empresas para perfilar el proyecto en dichos municipios. Estamos llevando a cabo tres acciones fundamentales: primero, el desarrollo e implantación del producto turístico; segundo, la promoción y comercialización; tercero, todo ello con un sentido socioeconómico», explica el director general de Turismo.

EN MARCHA / Ya se ha creado un manual de producto turístico y durante el último periodo se ha trabajado «en un catálogo de 60 experiencias que van a poder disfrutar los viajeros que vengan a Extremadura, en torno al cernícalo primilla», detalla Francisco Martín. Todo ello se presentará en Fitur 2019, que será el gran punto de partida del proyecto. Por ejemplo, los visitantes podrán encontrar en los cinco municipios los planos que identificarán y ubicarán las colonias de primilla con sus nidales; una app con datos útiles para el turista; productos audiovisuales sobre estas experiencias; carteles y láminas con ilustraciones sobre la especie en los alojamientos (a fin de capar la atención del viajero en cuanto llegue al destino); cuadernos didácticos y hasta salvamanteles en los restaurantes adheridos que invitarán al público familiar al juego y al descubrimiento del cernícalo primilla.

Las experiencias incluirán visitas con guías especializados a las zonas donde habita la especie, juegos de pistas tan de moda en la actualidad para localizar por ejemplo los nidos, recorridos más profesionales con guías ornitológicos, concursos de fotografía y todo un conjunto de experiencias hasta superar el medio centenar, que se aplicarán a las distintas ZEPA urbanas del primilla si funcionan adecuadamente durante 2019 en los cinco municipios piloto.

«El objetivo es continuar trabajando en ese liderazgo nacional que ha logrado Extremadura respecto al turismo ornitológico. Tenemos la FIO, el Festival de las Grullas de Extremadura, el Festival de las Aves de Cáceres, acabamos de promocionar Extremadura en Asia como destino ornitológico... Somos una potencia en este sentido y hay que proteger y divulgar las excelencias de la región», concluye Francisco Martín.