+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Protestas // No convencen a ciudadanos y empresarios

Cáceres, patas arriba por cinco obras cargadas de polémica

En el barrio de Moctezuma se mejora la accesibilidad y se arreglan también Virgen de Guadalupe y San Juan. Con cerca de 1,3 millones de euros se están reformando las calles Alzapiernas y Sánchez Varona y sus alrededores

 

El cierre de Alzapiernas aisla a los negocios. - FOTOS: FRANCIS VILLEGAS

Accesibilidad en Sánchez Varona. - FOTOS: FRANCIS VILLEGAS

Sira Rumbo Ortega
09/02/2019

El ayuntamiento realiza obras para mejorar la accesibilidad en Moctezuma. En Atahualpa se colocó una valla justo en un paso de peatones, lo que obligaba a cruzar por mitad de la calzada. Se hizo porque ese paso se iba a sustituir por otro que aún no estaba señalizado.

A la vez que se ejecuta la obra de Alzapiernas se mejora la accesibilidad en la calle Sánchez Varona, que conecta Moret con Parras. Los colectivos de personas con discapacidad advierten de que no solventará el problema de accesibilidad ya que la calle Parras no es accesible a sillas de ruedas porque el acerado es muy estrecho.

San Juan ya tiene baldosas rotas.

La obra de Virgen de Guadalupe fue polémica incluso antes de que comenzara. El motivo fue el anuncio de que, para ejecutar la reforma, era necesario talar 25 árboles y retirar otros 45. El colectivo Cáceres Verde fue uno de los más críticos, llegó incluso a realizar una manifestación días antes de que comenzara la obra para mostrar su rechazo.

San Juan se convertirá en peatonal a partir del 31 de marzo, cuando se prevé que finalice la obra de rehabilitación que comenzó en octubre. En cambio, antes de que los trabajos se den por concluidos, han aparecido los primeros desperfectos: hay baldosas rotas y levantadas debido al tránsito de vehículos. El ayuntamiento dice que las reparará.

La tala de árboles en Virgen de Guadalupe.

Desde el pasado 3 de diciembre se mantiene cerrada la calle Alzapiernas, donde se va a instalar una escalera mecánica en el tramo más ancho de la vía, el situado más cerca de la calle Parras. Es el acceso principal al casco antiguo, por el que pasan 900.000 personas de media al año. Comerciantes y hosteleros se quejan de que la obra les mantiene aislados. De hecho afirman que hay días en que no reciben a ningún cliente. Exigen, además, que se agilicen los trabajos y protestan porque la obra lleva «siete días parada». Ayer no había ningún operario (foto).

Desde hace unos meses la ciudad está patas arriba. El ayuntamiento ha comenzado casi al final de la legislatura a mejorar la accesibilidad y el entorno de algunos espacios de la ciudad (la mayor parte de las obras se concentran en el centro). Con una inversión de casi 1,3 millones, en estos momentos se trabaja en Alzapiernas, San Juan, Virgen de Guadalupe, Sánchez Varona y en la barriada de Moctezuma. En cambio estas obras han estado desde el principio cargadas de polémica.

Paseo de peatones de Atahualpa.

La más actual es la mejora que se está llevando a cabo en la cuesta de la calle Alzapiernas. Con 425.000 euros se van a instalar escaleras mecánicas en el tramo más ancho de la calle, el más cercano a la calle Parras; el resto se mantendrá con escaleras y rampa. Esta decisión supuso la primera polémica, ya que a última hora el ayuntamiento decidió modificar el proyecto, que suponía colocar una escalera mecánica en toda la cuesta con el objetivo de mejorar la accesibilidad de una de las principales entradas a la ciudad monumental. La calle recibe al año una media de 900.000 viandantes. El ayuntamiento justificó la decisión porque el proyecto inicial habría conllevado la creación de tres callejones, con las escaleras, la rampa, y los peldaños, cada uno de ellos de menos de un metro de anchura; por lo que no iba a solucionar el problema de la accesibilidad.

El caso es que, aunque se hubiera instalado una escalera mecánica en toda la vía, el problema de accesibilidad tampoco se habría solventado. De hecho colectivos de personas con discapacidad ya avisaron de que a las escaleras mecánicas no puede subirse una silla de ruedas por lo que solicitaban la instalación de un ascensor. Esta medida se descartó.

Y ahora que las obras ya han comenzado (los trabajos se iniciaron el 3 de diciembre), la polémica se centra en la tardanza. El periodo de ejecución eran tres meses y el ayuntamiento sigue manteniendo que finalizará antes de Semana Santa; en cambio los empresarios de la zona no lo creen así. Exigen que se agilicen la actuación porque la obra los mantiene aislados, al estar cerrada una de las principales entradas a la ciudad monumental. Los más afectados son los negocios ubicados en la plaza de la Concepción (Viandas Extremadura Los Ibéricos, Ferretería Mateos Rebollo y Esencia). Ellos aseguran que lleva varios días parada; de hecho ayer no había ningún operario trabajando por la mañana.

Han colgado hasta carteles a modo de protesta: «No estamos en contra de las obras. No es normal que esté más de siete días parada», puede leerse en uno de ellos. El otro es una porra en la que se pregunta a los participantes, en modo irónico, cuando creen que finalizará: «¿Y la escalera pa’cuando?», la han titulado. La situación está afectando a sus ventas. Según Santiago Guerra, de la tapería Los Ibéricos, se ha reducido un 50% la clientela. E Inés Márquez, de Viandas Extremadura, hay días que no ha vendido nada. «La gente no entra, me tienen tapado todo», señala. En este sentido la alcaldesa, Elena Nevado, ha anunciado que se estudiará la posibilidad de ofrecer incentivos o exenciones para paliar las posibles pérdidas.

EN LAS CALLES ALEDAÑAS / A la vez que se ejecuta la obra de Alzapiernas se está arreglando Sánchez Varona, donde se va a instalar una rampa con descanso intermedio y un pasamanos, que servirá para comunicar Parras y Moret. Y las calles San José y Zurbarán, donde se hará un paso de peatones para unir ambas calles, que conectarán con la plaza de la Concepción. También se mejora la accesibilidad en Felipe Uribarri, para unir la calle Parras con San Juan. Los comerciantes se quejan precisamente de que «solo hay tres operarios para todas estas obras». El objetivo de arreglar estas vías es ofrecer itinerarios alternativos a Alzapiernas para entrar en el casco antiguo. Estas actuaciones costarán 96.000 euros.

Otra de las obras polémicas es la de la plaza de San Juan. Comenzó en octubre y, con una inversión de 144.000 euros, se pretende peatonalizar la plaza mediante la sustitución del aglomerado asfáltico por otro pavimento más parecido al que hay en el entorno. Estará terminada el 31 de marzo. La actuación se está desarrollando por fases (comenzó por el lateral izquierdo en dirección a la plaza Mayor) para evitar que el impacto de las mismas perjudicara a los comerciantes y hosteleros.

Pero la rehabilitación no ha terminado (el lunes se cortará el acceso al tráfico a la plaza de Publio Hurtado por los trabajos) y ya han aparecido los primeros desperfectos: las nuevas baldosas ya están rotas y levantadas. Se debe, según el ayuntamiento, al tránsito de los vehículos. Cabe recordar que la obra tuvo que detenerse para la celebración del mercado medieval, donde se permitió la entrada de camiones, y en Navidad, para dejar paso a la cabalgata de Reyes. Y ello cuando el solado aún estaba instalándose, lo que ha contribuido a su deterioro. El ayuntamiento anuncia que se repondrán las baldosas rotas antes de que finalice la obra.

LOS ÁRBOLES / También se encuentra en obras desde noviembre la calle Virgen de Guadalupe (el plazo de ejecución son ocho meses). Con 423.787 euros, se pretende ganar más espacio para el peatón con la ampliación de las aceras y agilizar el tráfico, creando dos carriles en cada sentido (la vía se limitará a 30 km/h). Se construirá asimismo un bulevar central. Este ha sido el foco de la polémica desde incluso antes de que diera comienzo la actuación porque, para su ejecución, ha sido necesario talar 25 árboles y retirar otros 45. El colectivo Cáceres Verde mostró su rechazo a esta decisión y llegó incluso a realizar una manifestación contra la tala de estos árboles.

Tampoco se han librado de la polémica las obras de accesibilidad que se están llevando a cabo en el barrio de Moctezuma. Aquí el problema se centró en un paso de peatones de la calle Atahualpa. El ayuntamiento ha pintado uno nuevo, con acerados rebajados, justo al lado del que ya existía. En cambio, antes de señalizar el nuevo valló el acceso al que ya estaba pintado, prohibiendo así cruzar de un lado a otro de la calle, ya que en ese momento el antiguo era el único paso de peatones que existía. La actuación contempla además cambio de acerados y de saneamiento en los pares de la calle Caupolicán y aledañas.

Por otro lado ayer el portavoz del equipo de gobierno en el ayuntamiento, Rafael Mateos, recordó otras obras que se ejecutan actualmente en la ciudad, como son la ampliación del parque del Príncipe, el vial que unirá Macondo con el Junquillo, el salón de baile en la Casa del Mayor, reformas en las sedes de varios colectivos y dos campos de fútbol en Pinilla. Además de la mejora de accesibilidad en 64 calles con 900.000 euros.

   
6 Comentarios
06

Por CACEREÑO DE ADOPCION 12:53 - 09.02.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

VElaí, solo añadir, que bastaba con haberse centrado en el mantenimiento, tan necesario, de nuestras calles y plazas, para haber llenado Cáceres de pequeñas obras... la diferencia es que arreglar una acera, o limpiar un cauce NO VENDE imagen, o mejor NO COMPRA votos... Inversiones millonarias, para que queden HUELLA de su paso por el Ayuntamiento, ya que beneficios reales no han sabido crear durante esta ristra de años que nos llevan mal gobernando..... y mañana todos a Madrid a taparse con la banderita..... en fin, tenemos lo que merecemos.

05

Por Mr. Bridger 11:46 - 09.02.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Como siempre antes de las elecciones...vayase señora alcaldesa, vayase!!

04

Por tommit1961@hotmail.com 10:42 - 09.02.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Empantanan Cáceres para que les votes otra vez y te juren que no volverán a hacer ni una obra en tres años.

03

Por para más INRI 10:01 - 09.02.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Se nota que hay elecciones en pocos meses, y hay que dar la sensación de que la ciudad se mueve, aunque en cuatro años no se meciera ni un poco. A mi no me engañas Lenita.

02

Por la vieja del bisillo 8:18 - 09.02.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Moctezuma y sus reformas tenían que estar arreglado hace 8 años, y me contaron que a los 4 días de ganar la señora vivecomereza expulsó de forma inminente a los operarios que estaban sustituyendo el acerado, y los envío a Colón. Ese es el castigo que ha tenido durante 8 años a esta zona....de pena

01

Por PePe. 7:59 - 09.02.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Viene siendo normal y de costumbre lo que debería ser la excepcionalidad. Cuando dice la Señora "En este sentido la alcaldesa, Elena Nevado, ha anunciado que se estudiará la posibilidad de ofrecer incentivos o exenciones para paliar las posibles pérdidas." Ponerse a estudiar una vez suspendido el curso, una vez causado el problema, buscar posibles soluciones. No sabían o no tenían ni idea de las consecuencias? Las posibles compensaciones se deberían de ofrecer previamente, además de planificar y dotar de medios suficientes el desarrollo de las obras, para que el tiempo de perjuicios, sea el menor posible. En fin el capricho de la escalerina eléctrica, lo tienen en marcha, su dudoso resultado lo sufrirán los vecinos.