+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

De cañeo... pero con salud

Sea con más menos dinero, el 73% sale de bares cada semana y existe inquietud por alimentarse bien

 

De tapeo 8 No está desaconsejado a media mañana o por la tarde, pero hay que compensarlo con ejercicio. -

L. L.
16/08/2019

El 75% de los españoles sale de bares todas las semanas y un 7% lo hace todos los días. En Extremadura la cifra apenas baja al 73% aunque también siete de cada cien lo practican de forma cotidiana, según una encuesta realizada por Madison Market Research, con la colaboración de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de Alimentación (SEDCA). Por tanto, en ciudades como Cáceres se sale habitualmente, pero también se gasta menos. No es lo mismo reservar en un restaurante que tapear o apañarse con los aperitivos que incluye la bebida.

De todos modos, el tapeo diario ha bajado. Lo constata el presidente de la Asociación Empresarial Provincial Cacereña de Hostelería y Turismo (AECAHTUR), César Martín. «Esa costumbre de los años 80 y 90 de ir de cañeo a mediodía ha perdido fuerza», explica. No se trata de que ahora, tras la crisis, haya más o menos disponibilidad económica. «Es más bien un tema de costumbres, de usos sociales, antes era habitual tomarse algo al salir del trabajo con los compañeros o los amigos, ahora lo hace muy poca gente, los jóvenes han perdido esa costumbre, quizás se mantiene algo más en los pueblos», señala.

Consejos saludables

Parece claro que se han reducido los tiempos de ocio, y precisamente el ocio y la comodidad son los motivos que mueve a la mayoría a desayunar, comer o cenar en bares y restaurantes. Sin embargo, el 40% piensa que tomar alimentos fuera de casa es motivo de una mala nutrición. Frente a ello, la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de Alimentación ha creado un documento que refleja los mejores consejos para comer y tapear de forma saludable en hostelería durante los cinco momentos clave del día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

En primer lugar se recomienda ir caminando al establecimiento deseado para mantenerse activo y quemar calorías. Respecto al desayuno, hay que decantarse por opciones mediterráneas: fruta, cereal sin azúcar, lácteos desnatados, quesos frescos o tostadas integrales con aceite y tomate.

A media mañana la hostelería ofrece alternativas saludables como fruta, macedonia, yogurt... Y si lo que realmente apetece es tapear a la hora del aperitivo, existen muchas opciones bajas en calorías y sanas, como encurtidos, anchoas, pulpo, queso, jamón, gazpacho o mini-raciones de paella.

En el almuerzo, la SEDCA aconseja elaboraciones a la plancha, al vapor, cocidas u horneadas. En el primer plato deben predominar las verduras y hortalizas. No hay que prescindir de los hidratos de carbono (pan integral) ni de las proteínas de origen vegetal como las legumbres, Ya en el segundo plato se puede elegir alguna proteína animal (huevos, pescado azul, lomo de cerdo, caza, pavo, pollo...) con poca grasa. Para postre, fruta o zumo natural.

Agua o cerveza

En general, la SEDCA recomienda acompañar las comidas con agua o bebidas bajas en calorías como la cerveza tradicional y sin alcohol. De hecho, Extremadura se encuentra entre las regiones donde se consume más cerveza tradicional en el almuerzo.

También está el denominado ‘afterwork’ o merienda después del trabajo, es decir, salir de la oficina y tomar unas tapas con los compañeros para dejar el estrés y crear vínculos. Los expertos no lo desaconsejan, pero animan a realizar una actividad física para ganarse este premio.

Las cenas suelen ser más copiosas de lo que deberían, ya que, según la encuesta realizada, la gran mayoría de los españoles que lo hacen fuera recurren a la comida rápida. La SEDCA afirma que la última comida del día ha de ser muy ligera: verduras, hortalizas, mariscos, carnes bajas en grasa y pescados.

En cualquier caso, siempre se aconseja hacer un equilibrio entre las distintas comidas para que al final de la jornada el número de calorías y nutrientes acumulados sea el correcto.