+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Tribuna abierta

Chapoteando en el lodazal

 

MARCELINO CARDALLIAGUET Profesor
12/01/2019

Desde que se cerraron los colegios electorales de Andalucía, en la tarde del domingo 2 de diciembre, todos los políticos españoles -de cualquier clase y condición- han estado ‘bailando la Macarena’ para sacar algo de claridad sobre un proceso electoral enfangado, lleno de contradicciones, enrevesado y con los resultados más inciertos y faltos de lógica que se hayan podido dar a lo largo de los cuarenta años que llevamos de ‘vida’ democrática.

Sobre el tapete ‘blanco y verde’ andaluz quedaron enormes chaperones azules –de la vieja falange-; rebordes de negro fascismo y muchas sombras de no se sabe qué ideologías extrañas representan. Pues, a veces, se dicen liberales ‘de centro’, otras son claramente de ‘derechas’; y después de esta sorprendente ‘jornada electoral’ han quedado como una especie de ‘retén’ para secundar a unos o a otros -a las derechas o a las izquierdas- cuando les falten números para echar del poder a quienes gobiernen y poner a otros. Nunca ellos mismos - los Cs- que ni saben ni quieren gobernar. En Cataluña ganaron unos comicios autonómicos con amplia mayoría y no pasaron ni a recoger la llave para hacerse cargo de la Generalitat.

El postparto ha sido de lo más pintoresco y desconcertante. Y nos tememos que el ‘infante’ que nazca de esta ‘parida’ va a ser claramente subnormal.

El partido político que más votos sacó, pasando del millón, con 33 diputados en la Asamblea Andaluza, ha sido arrojado a la cuneta como ‘perdedor’ -incluso por sus propios ‘compañeros de viaje’; pidiendo a su lideresa que dimitiera por su ‘fracaso’.

En cambio, al grupúsculo residual, de extrema derecha, que obtuvo votos apenas para completar doce escaños, se le ha ensalzado como ganador, y todas las cadenas y periódicos le han proclamado héroe de la jornada. En titulares, entrevistas, reportajes y otras manifestaciones mediáticas, que demuestran el escaso nivel de calidad informativa en el que sobrevuelan sus reporteros.

El Partido Popular –el del ¿centro derecha?– ha visto una oportunidad de oro para sentarse en la poltrona presidencial sin ganar las elecciones. ¡Tanto como lo reclamaba en ocasiones muy recientes! Aunque sea pactando con la ‘caverna’; pues, visto que los andaluces siempre han votado progresismo y democracia, desde los tiempos –ya casi olvidados de la Transición- y no parecía posible arrebatarles el poder por la fuerza de las urnas; bueno sería plantear pactos secretos y espurios, en el fondo de alguna cueva de las más cercanas a Madrid -¡para que no se enterasen los andaluces! - y diseñar un gobierno autonómico de ‘fantasmagorías históricas’, en el que no quedara claro si se trataba de resolver problemas a los ciudadanos o crear otros nuevos sobre proyectos atávicos y medidas protohistóricas para festejar la Reconquista, defender los ‘Valores Hispánicos’ y volver a la ‘España Una, Grande y Libre’ que ya todos creíamos superada.

Más de una semana llevamos, los sufridos televidentes, soportando tertulias en las que no se hace más que chapotear en el lodazal político, en el que se está convirtiendo nuestra lacerada democracia. Desde, que ‘los sillones’, los ‘carguillos’ y las bajas aspiraciones personales de nuestros dirigentes se han convertido en los únicos objetivos de su trabajo.

¡Cuidado! ‘Quienes juegan con fuego, terminan abrasados’. Los axiomas de nuestros abuelos suelen ser ‘sabiduría en píldoras’ y poner acertadamente los puntos sobre las íes. Y la política, llevada a sus extremos, es uno de los materiales más combustibles.H

   
2 Comentarios
02

Por pagafiestas 19:46 - 12.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El haber tenido que reducir hasta en cinco ocasiones el comentario original, por rebasar la extensión concedida, ha originado algunos pequeños lapsus semánticos, por los que pido disculpas.

01

Por pagafiestas 19:41 - 12.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pocas veces he leído un artículo de opinión política más tendencioso, tergiversador y contradictorio que éste. Tacha lo sucedido en Andalucía como “un proceso electoral enfangado”; en el cada partido ha jugado, dentro de lo que permite la ley electoral, ha defendido su programa, como siempre antes ha sido. Los resultados pueden haber sido imprevistos, pero los 36 años de monocolor e ineficaz gobierno socialista en una tierra dominada por la corrupción, el amiguismo y hasta por el nepotismo, dejaban la puerta abierta a lo que ha sucedido. Por ello, no es de recibo que tache los resultados de “faltos de lógica” solo y exclusivamente porque no coinciden con sus deseos. Ecuanimidad, Sr. mío. En su limitada paleta de colores, utiliza para pintar la situación política el azul, el negro y el oscuro, pero olvida el rojo y el morado, tan pernicioso éste último para los españoles como puedan ser para Ud el negro, o incluso el azul, del que por cierto vivió un tiempo. Y se “supera” con su frase de que “el ‘infante’ que nazca de esta ‘parida’ va a ser claramente subnormal”, no ya solo porque tache de “parida” unos acuerdos entre partidos que no son peores que los de Pedro Sánchez con separatistas, populistas y filoterroristas, sino por utilizar el desaconsejado término de “subnormal”, en su acepción peyorativa. Y reírnos un rato, termino con su afirmación de que “los andaluces siempre han votado progresismo y democracia”. Efectivamente; no hay más que analizar por qué se sustancia allí el mayor juicio en democracia por corrupción administrativa y por qué hay sentados en el banquillo, entre otros relevantes políticos, dos expresidentes del gobierno autonómico. La tierra de la democracia y el progreso… En Sevilla leí una pintada en una pared, que decía: “Con Franco vivíamos mejor”, en la que alguien apostilló debajo: “Ustedes sí”. Pues algo semejante habría que escribir ahora con el socialismo de Chávez, Griñán y Susana Díaz en las paredes de Andalucía.