+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA FISCALÍA PROVINCIAL Y COLECTIVOS SOCIALES ANALIZAN LO OCURRIDO EN RONDA DEL CARMEN

¿Es delito difundir un intento de suicidio?

Las redes sociales se inundaron este miércoles de vídeos en los que podía verse a una mujer precipitándose al vacío. En algunos incluso la animan a lanzarse. Podría tratarse de inducción al suicidio o atentar contra su intimidad, pero el código penal no sanciona por publicar algo que sucede en la calle, a pesar de que sufre una enfermedad psiquiátrica

 

Varios curiosos se agolparon en la zona para seguir el incidente el pasado miércoles. - FRANCIS VILLEGAS

Sira Rumbo Ortega
30/10/2020

Los cuerpos de seguridad salvaron el pasado miércoles a una mujer que se precipitó al vacío desde una ventana que da a la ronda del Carmen. La joven, que se encontraba en un grave estado de alteración debido a un problema psiquiátrico que sufre, estuvo más de dos horas sujeta a la repisa de su ventana hasta que finalmente se lanzó. No sufrió heridas porque cayó sobre un colchón hinchable que los bomberos habían colocado para amortiguar la caída, pero lo sucedido mantuvo en vilo a la ciudad toda la mañana por la angustia que transmitía su protagonista.

Minutos después las redes sociales se inundaron de vídeos en los que se podía ver lo ocurrido, hubo incluso quien lo retransmitió en directo a través de su perfil. Y otros compartieron grabaciones en las que alentaban a la mujer a tirarse o en las que le proferían expresiones degradantes. Raro es el cacereño que no ha visionado alguna de estas imágenes porque se hicieron virales en minutos. Pero, ¿es un delito difundir un intento de suicidio?

A priori, podría atentar contra la intimidad de la joven que aparece en ellos o incurrir en un delito de inducción al suicidio, en el caso de los que la animaron a precipitarse. En cambio, el código penal no les perseguiría, a pesar de tratarse de una persona con una enfermedad mental. Lo explica la fiscal jefe de la provincia de Cáceres, Marta Abellán. En el primero de los supuestos (contra la intimidad) el código penal castiga la utilización de sistemas de información e interceptación de datos electrónicos que pueden suponer una intromisión en la intimidad de los ciudadanos. Pero este no es el caso. «No se utilizan programas informáticos para entrometerse en la intimidad de esta mujer, simplemente se graba lo que está ocurriendo», aclara la fiscal. Y va más allá: «Es un lugar público, por lo tanto no hay privacidad. Esta persona no tiene la facultad de excluir ese hecho que está cometiendo a través de la ventana al conocimiento de terceros porque cualquier persona puede verlo».

Tampoco actuaron de manera punible los que difundieron imágenes animándola a suicidarse. El artículo 143 del código penal castiga tanto la inducción al suicidio como el auxilio al suicidio/homicidio; pero exige la muerte del suicida. «La jurisprudencia no admite un suicidio intentado. Si alguien, incluso dentro de la habitación, le dice tírate, si no se produce la muerte del suicida como resultado, la inducción no se investiga como delito», aclara Marta Abellán. Pero es que tampoco se investigaría en el caso de que finalmente hubiera fallecido, añade la fiscal jefe: «No había dolo. Esas incitaciones no buscaban como resultado la muerte de la chica».

Reprobable desde la ética

Que no sea perseguido por la jurisprudencia no avala lo sucedido: «Desde el punto del vista ético no es indiferente, es reprobable lo que hicieron, por eso ella o su representante legal pueden exigir una reparación en la vía civil por afectar a su derecho al honor», aclara la fiscal Marta Abellán.

Los vídeos han herido la sensibilidad de muchos, sobre todo de los colectivos que atienden a personas que sufren este tipo de problemas. El suicidio es la primera causa de muerte no natural en España. Y este año casi duplican a los fallecimientos por accidente de tráfico en nuestra región.

El responsable del centro de escucha y miembro de la asociación Qué bonita es la vida, Antonio Floriano, muestra su rechazo: «En lugar de preocuparse por ella, de mirarla con compasión, se mofan. Es tremendo porque muchos suicidios pueden venir después, cuando ella se vea», advierte. Y los profesionales de salud mental del Centro de Rehabilitación Psicosocial de Cáceres reprueban también lo ocurrido: «Nos sentimos tristes y decepcionados con la respuesta social. Nadie se ha parado a pensar que, más allá de la imagen, es una persona como tú y como yo que no sabemos por qué circunstancias está pasando para encontrarse en esa situación tan extrema. Con nuestra actitud podemos contribuir a acercar la realidad del suicidio con sentido, sensibilidad y responsabilidad».

 
 
8 Comentarios
08

Por LaCiudadFeliz 21:07 - 30.10.2020

Es frustrante saber que hay gente insensible y sin empatía en una sociedad que se mofa de una situación así, y la difunde... no entiendo el objetivo, ¿agrandar el sufrimiento de una persona que mañana puedes ser tu o un familiar tuyo?...Lamentable

07

Por EL PASEANTE 18:05 - 30.10.2020

Ya está Ciudadanito Libre, sacando los pies por alto y comentando la tontería de turno de la censura del Caudillo de la Moncloa. Será que te identificas con los problemas psiquiátricos de la protagonista de la noticia ?? Háztelo mirar, hombre. Que si, lo de Sánchez es de traca, tu fíjate que estuvo un día hablando con todos los líderes de Europa, y ahora en Francia o Italia están igual, que sepulturero.

06

Por Katovi 17:22 - 30.10.2020

La paletada, la estupidez, la gilipollez de la sociedad en el siglo XXI y tener un móvil con cámara en el bolsillo: grabar y difundir, e incluso emitirlo en directo por redes sociales un intento de suicidio... Que asco de sociedad

05

Por kacerenh@ 16:11 - 30.10.2020

Lo de los comentarios 1 y 2 es de sinvergüenzas. Ellos solitos se definen. De esa persona se han estado mofando otros tantos sinvergüenzas como ellos. Si este periodico me censura este comentario me demostraría que son igual que ellos.

04

Por maluto 13:20 - 30.10.2020

Evidentemente desde la ética resulta reprobable lo que hemos hecho todos los cacereños, y más aún las personas que animaban a tirarse o insultaban, evidentemente inmoral. Pero de la pregunta de si es delito compartir las imagenes hecha pornun medio de comunicación? Cuántas veces no hemos visto imágenes iguales o mucho peores en telediarios, prensa escrita o internet. Que diferencia hay en que lo grabe un periodists y se difunda en un medio o que lo grabe alguien privadamente... ¿El lucro? ¿Qué es peor el que lo comparte para hacer negocio o el que lo pasa con sus amigos o familia al ver algo inédito o sorpewnde te poco habitual? Evidentemente el que lo graba o lo comoarte no se ha puesto en la piel de la chica o su familia, me parece una barbaridad y una barrabasada! Un abrazo a esa familia

03

Por Antonio RODRIGUEZ PEREZ 13:04 - 30.10.2020

Para entenderlo habría que ponerse en el lugar de la persona que se intentó suicidar. Por suerte no ocurrió nada, pero ese es un aviso, ojalá nunca le ocurra nada, pero de ahí, a que estas imágenes hayan sido retrasmitidas en streaming con no sé que fines, ¿de verdad no está incurriendo en un delito? La plataforma desde donde ha retransmitido tendrá unas normas legales. Que las lean de nuevo. Las redes sociales posibilitan hacer hoy en día cualquier cosa, como la grabación de un conductor yendo a más de 200 kl/h poniendo en riesgo la vida de los demás. Sin embargo esto sí está penalizado. Pregunto desde la ignorancia: ¿la grabación del suceso que comentamos no es un delito también?

02

Por Azote de Lelos 12:39 - 30.10.2020

Quizás en el análisis del artículo se les ha pasad un punto importante: en plena pandemia y con mas de 50.000 muertos y con vistas a ser de larga duración, que alguien intente suicidarse resulta irrisorio. ¿Qué es un muerto mas en ese conjunto? Eso no quita que el grabar imágenes de este tipo sea de mal gusto, ayer hoy y siempre. Yo no lo habría hecho, es mas, ni me habría parado mas de 10 segundos porque, vista la situación del país en su totalidad, que alguien quiera quitarse la vida me habría importado un carajo.

01

Por Ciudadano Libre 11:16 - 30.10.2020

Una cosa es mofarse o denigrar a una persona y otra captar imágenes a título meramente informativo. Pero no creo que ese problema dure mucho, con la feroz censura que existe en las redes sociales y la que cada vez más está imponiendo el nuevo caudillo de Moncloa y sus esbirros de empresas "verificadoras". La prueba evidente es que, salvo alguna imagen "clandestina", apenas se ha visto la realidad de las UCIs, los depósitos de cadáveres y las funerarias durante esta pandemia, gracias al férreo control censor que se ha hecho, con la connivencia de periodistas vendidos al poder.