+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PEPA BLANCO entrevista a

"Pinto zapatillas y abanicos por encargo y siempre llenos de color"

MABEL BLASCO, pintora

 

Pepa Blanco posa junto a Mabel Blasco en Santé. - Foto:FRANCIS VILLEGAS

05/03/2016

TCtompagina su pasión por la pintura con su trabajo de vigilante de seguridad en Telefónica, dónde lleva diez años trabajando. Siempre que puede, le encanta leer y tocar la guitarra. Tímida, luchadora, optimista, inquieta, curiosa, pasional con su obra, artista, serena, social, muy activa, dulce, frágil y encantadora. Su obra es luz, alegría, vida..., todo color, algo que no puede faltar. Le apasiona. Ha sido un placer enorme el conocerla y poder admirar su obra en el Café Bar Santé, en la Calle Antonio Reyes Huertas, 20 de Cáceres.

--¿Dónde nace Mabel?

--En Alemania, cerca de Colonia. Hija de José y Paqui, emigrantes de Torrequemada. Se fueron como muchos españoles a trabajar, mi hermano y yo nacimos allí; aunque muy pronto nos trajeron al pueblo para que nos cuidasen los abuelos y así ellos poder seguir trabajando. Soñaban con volver a España y cuando regresaron montaron el Bar Salor junto a la Machacona, en la Plaza Mayor, posteriormente mi padre fue taxista hasta su jubilación.

--¿Recuerdos de su infancia?

--A caballo entre el pueblo de mis padres y Cáceres, el colegio de Las Josefinas, el Barrio donde vivía de pequeña "El Perú", que era como vivir en un pueblo. Las correcciones y enseñanzas de Juanjo Narbón en el bar Pantrigo, recuerdo como me explicaba la importancia de la perspectiva. Narbón era vecino y amigo, lo adoptamos en Torrequemada e incluso le pusimos su nombre a la Casa de Cultura; ya que desde su primera visita se enamoró de Las Corralás y del pueblo.

--¿Un rincón de Cáceres?

--Cualquier rincón del Casco Histórico y mi casa en el Barrio Busquet. Después de mucho buscar una casa en la que invertir, mi marido y yo nos dimos cuenta de que lo que más nos gustaba era verla y nos compramos una casa con vistas a la Parte Antigua y a la Montaña, algo que nos da paz y nos encanta. Cuando no estoy en el pueblo estoy en mi casa de Cáceres, es una gran fuente de inspiración para pintar.

--¿Un lugar dónde desconectar y recargar pilas?

--Torrequemada, mi pueblo, mis raíces, campo, salud, donde están mis amigos y mi familia. Es casa, donde siempre estás a gusto, te sientes tranquila y cómoda.

--¿Cómo empezó su pasión por la pintura?

--Me viene de herencia paterna, aunque el pintaba al óleo yo siempre dibujé. Desde muy pequeña me encantaba dibujar, presentándome a varios certámenes y ganando algunos concurso. Mis padres siempre me apoyaron y estuve un curso aprendiendo con el pintor Masa Solís, lo recuerdo muy exigente. Mi hermano y mis hijos Jesús y Lorena, también tienen el don para pintar con la diferencia de que no lo ejercen, no tienen esa pasión. Para mí es una válvula de escape, una liberación, una forma de expresarme.

--¿Trayectoria artística?

--Estuve muchos años sin pintar y gracias al apoyo de mi marido, Roberto, lo retomé y desde entonces no he parado. En 2008 expuse en la Sala Vidarte, al año siguiente me incluyeron la obra "Amanece el color" en el catálogo del XXII Certamen de Pintura de la UNED (Plasencia), como una de las obras más representativas de dicho certamen. En 2010 Accésit en el concurso de Pintura Internacional de la I Feria de Cascos Antiguos (Cáceres), en Septiembre aparecí con la obra Salor en la portada del programa de fiestas de Torrequemada y en Diciembre de este mismo año, participé en la exposición colectiva en los soportales de Cáceres (12 horas de arte), organizado por la Concejalía de Cultura. En 2011 expuse en el Museo Etnográfico de Torreorgaz, en la exposición EXPO- Torreorgaz y en el salón Social Isabel Vega de Torrequemada. En 2012 Exposición en el Cañadul y premio a la obra más votada en el I Certamen de Arte 40 España, de los 40 Principales y en Abril de 2014 expuse en el espacio de arte BelleArte (Cáceres).

--¿Siempre pinta paisajes y monumentos?

--Me encanta viajar, pinto mi entorno y a todo lo que veo le pongo color. Mi obra se identifica sobre todo por los colores vivos, a veces degradados e incluso las obras que son en tonos grises y negros no las puedo privar de un toque de color. Mi estado de ánimo influye en los tonos de mi pintura, el color me da alegría, me anima. Utilizo una técnica de acrílico sobre lienzo y me siento muy cómoda con ella, seca rápido en comparación con el óleo y se mezclan muy bien los colores, algo muy importante en mi obra.

--¿Además del lienzo...?

--Pinto zapatillas y abanicos por encargo y por supuesto llenos de color.

--¿Proyectos más recientes y próximos?

--La exposición en Santé con muy buena acogida, estoy muy contenta por la repuesta del público. En octubre expongo durante un mes en El Palacio de Las Cigüeñas, en el Gobierno Militar, junto a la Plaza de San Mateo.

--¿Un deseo...?

--Me encantaría viajar con mi obra fuera de España, aprovechar algún viaje y pintar al aire libre, mientras vendo obra. Próximo destino: Francia, en la próxima entrevista ya os contaré (jajaja...). Entrar en la Escuela de Bellas Artes de Eulogio Blasco para seguir formándome artísticamente.