+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

150 alumnos de infantil continúan sin poder acudir a sus clases

Revienta otra tubería en el Extremadura e inunda varias dependencias comunes

Este lunes los padres se concentran a las puertas del centro

 

Una imagen de la nueva tubería que se ha roto. - EL PERIÓDICO

Sira Rumbo Ortega
12/01/2019

Una nueva avería en una tubería de abastecimiento inunda parte del colegio Extremadura. La rotura se registró en el baño de profesores de la planta superior y ha inundado los baños de Infantil y Primaria, el pasillo central del centro, que da acceso al comedor, y el hall de entrada, que ya se había inundado con el incidente del pasado miércoles. La avería se debe a la antigüedad de la red, que es de hierro y se encuentra picada. De hecho se va a vigilar toda la instalación para prevenir futuras roturas. Esta avería no ha afectado a la actividad lectiva, aunque ha sido necesario precintar el hall de entrada y cortar el agua, para evitar que se reviente otra tubería, que podría suponer la caída de los techos. La situación es insostenible. «Hemos estado dejados de la mano de Dios, el colegio es muy antiguo y necesita una reforma», señala el director, Máximo Salomón.

Educación ha anunciado al centro que renovará de manera urgente todas las tuberías. Lo hará antes de que se lleve a cabo la reforma integral del centro, presupuestada en casi 650.000 euros. Se adjudicará previsiblemente la próxima semana y podría comenzar en abril, con el objetivo de que esté terminada al comienzo del próximo curso.

Este incidente se une al registrado el pasado miércoles, cuando reventó una bajante en un antiguo aseo de Infantil y que inundó tres de las seis aulas de este ciclo. Los alumnos, unos 150, aún no han podido regresar a clase después del parón navideño y se desconoce si podrán hacerlo el lunes. Las aulas presentan aún mucha humedad, los suelos se están levantando debido al agua que se acumuló y el mobiliario sigue aún mojado. Durante el fin de semana se colocarán deshumidificadores y se dejará puesta la calefacción para intentar secar la zona afectada. De no estar aptas las aulas para retomar la actividad lectiva el director ha buscado alternativas. Se adaptarían la biblioteca y una sala de música para que los niños de Educación Infantil pudieran recuperar las clases. Por el momento los padres se niegan a llevarlos al colegio porque el estado de las aulas no es apto.

LOS PADRES PIDEN SOLUCIONES / Por su parte la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (Ampa) se concentrará este lunes a las puertas del centro a las nueve de la mañana. Reclaman que se lleve a cabo la reforma de carácter urgente, aunque consideran que el proyecto redactado «no tiene en cuenta las necesidades del centro». Aseguran que no se ha prestado atención a lo que pedían los profesores, los padres y el consejo escolar.

«Nos dijeron que o cogíamos el proyecto como estaba o lo paraban y no se hacía nada. No nos han querido escuchar», indica Francisco Sánchez, tesorero de la Ampa. Consideran prioritario sacar la caldera de calefacción fuera del colegio, el cambio de los suelos, «llenos de moho», y solucionar el problema de los murciélagos. «No queremos lujos, sino lo necesario para la actividad docente», señala. Estiman que la reforma completa costaría más de dos millones de euros.