+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL APUNTE

Salaya une a la oposición

La oposición en bloque, 16 de los 25 ediles de la corporación, dio en el pleno un 'tirón de orejas' al gobierno local por los retrasos en la atención al ciudadano en sus trámites ante la administración local. El primer 'toque' de este tipo, con toda la oposición unida, en lo que va de mandato

 

Andrés Licerán y Luis Salaya miran por una de las ventanas de la alcaldía. - Facebook Andrés Licerán

Quince días. Es el plazo que el pleno de la corporación ha dado al gobierno local para elaborar un plan de contingencia que agilice la atención al ciudadano en servicios como registro, asuntos sociales o licencias. Se puede cumplir, pero que sea efectivo o no lo que se decida ya se verá porque lo que se acuerde está condicionado por las normas para reducir la incidencia del coronavirus y evitar nuevos contagios, por la mesa de negociación, por el comité de seguridad y salud...

Ese mandato del pleno significa sobre todo que el alcalde, Luis Salaya, y su gobierno han puesto a toda la oposición de acuerdo en contra de su gestión en materia de personal, que no es poco ni es tan sencillo. La oposición le ha dicho que no solo siga intentando buscar una solución, sino que además cambie de rumbo en la reorganización de la plantilla municipal (más de 600 trabajadores directos y uno de los principales centros de trabajo de la ciudad) ante las nuevas necesidades surgidas por el coronavirus.

Esta corporación es más joven que otras, pero también más adulta. No se recurre tanto a la ley del mínimo esfuerzo que es acudir solo a la confrontación, ni se escuchan las salidas de tono que se acercaban al insulto que se oyeron en otros mandatos por parte de determinados concejales. Hasta ahora Salaya y su equipo no ha sufrido un gran desgaste político, la crisis ha reforzado su papel institucional y ha habido cierta tregua por parte de la oposición. Pero el jueves en el pleno sí le dieron un 'tirón de orejas' por los retrasos y las listas de espera en la atención al ciudadano en las citas previas. Esto no es algo exclusivo del consistorio, pero la diferencia es que el ayuntamiento es la administración más cercana y de la que primero se espera una respuesta.

Lo ocurrido en el pleno del jueves se repetirá más veces, aquí Podemos no está dentro del gobierno. Y cuanto más se acerque la cita electoral, más veces sucederá. Dependerá de los resultados y de las alianzas que se sepan tejer, algo que hasta el jueves ha sabido hacer bien el equipo de Salaya. Nadie dijo que gobernar un ayuntamiento fuese fácil, sobre todo en minoría. La Junta está lejos, en Mérida. El Gobierno está aún más lejos, en Madrid. Y la diputación está en Cáceres, pero a veces no se sabe si está.

El pleno ha mandatado, también con el voto del propio gobierno, a Salaya y a su concejal de recursos humanos, Andrés Licerán, a reforzar servicios municipales, entre ellos los que atienden las nuevas necesidades motivadas por el coronavirus, y reducir el tiempo de espera para ser atendido tras concertar la cita previa, que según denunció la oposición supera los 20 días en servicios como el registro. Fue un acuerdo sin mucha concreción, no se entra a decidir si la presencialidad, que en algunos servicios es del 50%, se incrementa o cómo se tiene que reorganizar la cita previa para que no haya esperas. La letra la tendrá que poner el gobierno y saldrá de los órganos en los que, además de los grupos políticos, están los representantes de los trabajadores y el servicio de prevención de riesgos laborales.

Quince días no es mucho tiempo, es menos que los cuatro años que dura la legislatura. La clave será saber cuántos plazos más de quince días le dará la oposición a Salaya para este y otros asuntos y sobre todo cuántas veces unirá Salaya y su gobierno a la oposición en su contra o a su favor.

 
 
8 Comentarios
08

Por la vieja del bisillo 20:31 - 18.10.2020

Los dos sheriff, grandes gestores, les felicito, aquí en Andalucia nosotras no tenemos la suerte de tener dos mentes tan privilegiadas como en Cáceres.

07

Por La Gaviota Torcida. 18:15 - 18.10.2020

Algunos funcionarios se deberían poner en el pellejo del vecino y sentir por minutos el maltrato que recibe. Tan fácil es criticar como difícil recibir un servicio, no digo de calidad. Por cierto Sam, que tanto conocimiento demuestra de esa cascarria de mecanismos burocráticos, nos podría contar que sistemas, índices y controles de calidad disponen? Solamente uno.

06

Por martillo pilon 16:44 - 18.10.2020

Primer aviso que le da la oposicion al señor Salaya ,esto puede ser bueno para que espabile , ya que hay algunos proyectos que le pueden venir bien a la ciudad , y señor Salaya busque usted ,muevase ,a ver si somos capaces entre todos de sacar esta ciudad de este letargo prolongado.

05

Por DON ERRE QUE ERRE 16:11 - 18.10.2020

Quiero disculparme, en ningún momento he pretendido criticar a los funcionarios. Ellos sólo hacen su trabajo. El problema es que los que mandan no saben lo que es eso, lo de trabajar digo. Y que 15 me parece poco tiempo para que se espabilen y se organicen. Si no fuera por los funcionarios!!!!!

04

Por Tosapla 15:29 - 18.10.2020

Como se nota quien tiene la teta en la boca. A pesar de las loggses, loes y similares, cambiar la oraciones de activas a pasivas no se da mal.

03

Por Sam McCloud 15:17 - 18.10.2020

Qué fácil es criticar a los funcionarios cuando no se está en su pellejo. Porque son ellos, no los políticos, quienes tienen que atender al ciudadano y resolver sus gestiones y me consta que en una situación tan difícil como la que vivimos desde hace siete meses, están dando lo mejor de sí mismos.

02

Por DON ERRE QUE ERRE 15:08 - 18.10.2020

Sólo tienen 15 días para empezar a funcionar de nuevo?????. Ya entiendo esa foto tan nostálgica

01

Por La Gaviota Torcida. 10:51 - 18.10.2020

Dos vehículos de atestados, dos sellos y dos fechadores (sin grandes tecnología, para no complicar las habilidades de los señores funcionarios) en medio de la plaza Mayor, se ponen al día de la listas de retrasos del registro en dos días. Resolver, es cosas de lo común y normalidad de nefasta administración. Roza la brutalidad tanta desidia.