+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El Cacereño merece más

La falta de fortuna en los metros finales priva a los de Montes de un resultado positivo en Vecindario.

 

Chapi, observado por Alex, trata de robar el balón a un rival. - Foto:CANARIAS 7

CANDIDO HERRERA (AREA 11)CANDIDO HERRERA (AREA 11) 31/01/2011

Vecindario - 1: Santi Hidalgo; Roberto, David Dorta, Eduardo, Fran; Coméndez, Néstor; Alex Ventura (Antonio, min. 84), Yeray López (Aythami Rivero, min. 85), Rubén Quesada (Saúl, min. 51); Ruymán.

Cacereño - 0: René; Palero (Carlos, min. 50), Tomás, Rives, Dani Gómez; Manolo, Mario Carrizosa; Luismi, Chapi, Oscar Prats; Alex (Mauri, min. 46).

Gol: 1-0: min. 36, Eduardo.

Arbitro: Sánchez Aparicio (Colegio catalán). Amonestó a Ruymán, Fran, Eduardo y Coméndez por el Vecindario; y a Tomás, Palero, Luismi y al delegado visitante.

Incidencias: Partido de la vigésimo tercera jornada de Segunda B disputado en el Municipal de Vecindario ante unos 350 espectadores.

El Cacereño no pudo sacar nada positivo de su visita al Municipal de Vecindario tras la brillante victoria en la jornada anterior frente al líder, el Lugo, ya que en la segunda mitad, a pesar de dominar por completo a su adversario, no pudo remontar el gol de Eduardo. Un tanto anulado a Chapi y un error del mismo jugador pocos minutos más tarde costaron la derrota al equipo de José Luis Montes, que en algunas fases echó en falta a los dos mediocentros titulares, Lolo y Abel Segovia, ambos ausentes por sanción, al igual que el capitán Rocha, cuya ausencia también se notó. En general el Cacereño gustó en el campo isleño. Pero en este negocio cuentan los goles, y el Vecindario sí fue capaz de anotar uno.

Comenzó el encuentro en un primer periodo de dominio local ante un Cacereño que estaba bien plantado en el campo, presionando bien y jugando con tres hombres claramente adelantados. Las primeras ocasiones fueron locales, eso sí, merced a su mayor posesión del esférico. A los cinco minutos un disparo raso de Yeray López lo rechazaba con apuros el meta visitante René.

Dos minutos más tarde, el mismo jugador lanzaba una falta por raso, pero se encontraba con el acierto del guardameta de los cacereños. Los verdes se acercaron por primera vez a balón parado a los doce minutos, tras un córner botado por Manolo y con un remate de Chapi que se iba fuera por poco. Pero el juego estaba más en el área visitante, si bien un centro desde la izquierda de Dani Gómez a los 20 minutos casi acababa en autogol de Dorta.

DOMINIO LOCAL Los de Cáceres jugaban bien, con soltura en rápidas contras cuando recuperaban el esférico, y Oscar Prats tuvo otra ocasión poco después, pero su cabezazo se iba fuera. Los grancanarios empezaron a plasmar su dominio en la zona ancha con ocasiones cada vez más claras. El primer aviso serio llegaba en un centro de Yeray López al que Rubén Quesada no llegaba por centímetros. Cinco minutos más tarde era Fran el que disparaba raso, el cuero se le escapaba a René de las manos pero acababa en córner. Con la lluvia que caía sobre el Municipal del sur de la isla, el campo estaba complicado, muy rápido al ser de moqueta, y el balón era un enemigo de los porteros. De hecho, este factor fue clave en el gol de los locales que a la postre había de decantar la balanza a favor del Vecindario.

A los 36 minutos llegaría la jugada decisiva del encuentro en un saque de esquina. Lo botaba Yeray López desde el costado diestro, el balón mojado se le escapaba a René de las manos, quedando muerto en el área chica, y el zaguero Eduardo sólo tenía que empujar a las mallas para hacer el uno a cero. Los visitantes intentaron igualar en los minutos que restaban hasta el intermedio, pero la defensa local se mostró sólida e impenetrable.

En el arranque de la segunda parte, el delantero Alex se quedó en la caseta lesionado con una brecha, entrando en su lugar Mauri. Esto le dio mayor profundidad a los extremeños, también con la entrada de Carlos por el costado diestro en lugar de Palero, que también caía lesionado en los inicios del segundo acto.

El dominio era prácticamente absoluto del Cacereño, si bien la primera opción de gol en estos segundos 45 minutos fue local, a raíz de un disparo de Yeray López que René atajaba con seguridad, esta vez sí. La jugada polémica del encuentro llegaba a los diez minutos cuando el mediapunta Chapi, el mejor de los visitantes, cabeceaba al fondo de las mallas pero el colegiado anulaba la acción por fuera de juego.

Cuatro minutos más tarde, la más clara oportunidad para los de Cáceres y también con Chapi como protagonista. En un pase en profundidad sobre el sevillano, el mediapunta se fue de todos los defensas que le salieron a su paso, regateaba incluso al arquero Santi Hidalgo, pero acababa disparando fuera, muy escorado.

El entrenador local movía su banquillo para dar frescura a los suyos en la parcela ancha. En el minuto 61, tras un centro desde la derecha en una ofensiva canaria, Oscar Prats tocaba con la mano, pero pareció involuntaria la acción, ante la protesta de la afición local. El Cacereño seguía apretando, pero el cansancio pesaba ya mucho. La última opción llegó en el minuto 87 en una falta lanzada por Prats, rasa, letal con el campo tan mojado, y el esférico estuvo a punto de colarse en la meta de Santi Hidalgo. Los isleños enfriaban el encuentro tanto como podían, y consiguieron llegar al pitido final con el 1-0. Pese a la derrota, gustó el Cacereño, mereciendo como mínimo el empate. Faltó fortuna en el remate, eterno problema de este equipo verde, que el domingo recibe al Montañeros.