+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL PROTAGONISTA EN EL DECANO DEL FÚTBOL EXTREMEÑO

Eloy se ve campeón

El punta del Cacereño asegura que la lucha por el título tendrá cambios de aquí al final de la Liga. «Va a ser una pelea intensa hasta el final», dice. «Con este equipo podemos conseguir el objetivo», añade

 

La última ‘batalla’ 8 Eloy pelea con Edet (Plasencia) en el partido del pasado domingo. - TONI GUDIEL

JOSÉ MARÍA ORTIZ deportes@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
28/02/2019

«La liga se está apretando mucho y esto va a cambiar bastante de aquí hasta el final. Los rivales de abajo tienen mucha necesidad, se está apretando todo y los partidos de fuera de casa se complican cada vez más. Esto va a ser una pelea intensa hasta el final». Así se pronuncia Eloy Jiménez, delantero del Cacereño, quien asume que la emoción en la Tercera extremeña va a ser una constante.

«Me veo como campeón, claro que sí. Con este equipo y con estos compañeros y teniendo un vestuario tan bueno, podemos conseguir el título. Todo lo que no sea eso sería un fracaso para nosotros». El punta verde (Hellín, Albacete, 1995) analiza con profundo optimismo las posibilidades del CPC.

Como punta, asume que la llegada de los dos refuerzos de invierno (Gabri y Dani Muñoz) ha ampliado las posibilidades ofensivas del conjunto de Adolfo Muñoz. «Estamos muchos en la parte de delante y es difícil jugar», asintió, Y el razonamiento es evidente, ya que se ha hecho efectivo en los últimos encuentros. «Por ejemplo, a mí en el partido en casa del Moralo el míster decidió que no tenía que jugar. Estuvieron otros y después volví con otros compañeros ante el Valdivia. Eso es bueno para el equipo y para que nadie se duerma y tengamos todos competencia. Quien quiera jugar, que ponga el 100 por 100», aseveró el futbolista.

Cuestionado sobre las eternas comparaciones con su padre, ahora entrenador y exfutbolista de Primera División, analiza el punta verde. «Mi padre es mi padre y yo soy yo. Estoy tranquilo con mi trabajo. Llevo 6 goles. Podría llevar más. ¿Mi padre? Él tenía mucho gol. Era muy vertical, muy rápido. Un ratón de área, muy listo. Lo bueno que tengo yo es que no soy el mejor en nada, pero me adapto bien a todo, tengo cualidades, soy polivalente», apunta.

Mientras tanto, el equipo sigue entrenando preparando el encuentro del próximo domingo ante el Azuaga. Adolfo Muñoz no podrá contar con Carlos Martínez tras su expulsión en Plasencia. En teoría, su puesto lo ocupará Gustavo.

Del mismo modo, preocupan los nuevos problemas físicos del lateral Chechu, que había reaparecido el pasado domingo. No está teniendo suerte en lo que va de temporada.