+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El encierro del club extremeño de Segunda B

El frío llega al Sporting

El mal tiempo afecta a los vestuarios del conjunto villafresnense, donde empieza a haber humedades. Los jugadores viajarán en sus propios vehículos a La Línea para enfrentarse el domingo a la Balompédica

 

Los jugadores 'matan' el tiempo jugando a las cartas. - Foto:CEDIDAS

Colchones puestos en pie para que se sequen. - Foto:CEDIDAS

NONO SAAVEDRA
10/11/2011

La plantilla del Sporting Villanueva Promesas continúa en los vestuarios del estadio de Villanueva del Fresno en situación casi límite. Mientras que en cualquier hogar la llegada del frío es sinónimo de braseros o calefacción, el duro encierro está suponiendo ya humedad y frío.

Uno de los capitanes, David Cabello, reconoció ayer a este periódico que "en los vestuarios nos está entrando agua y humedad. A algún compañero le hemos tenido que cambiar el colchón porque se le había mojado y lo estamos intentando solucionar con silicona".

A pesar de que acaban de golear al líder del grupo (3-0 el sábado al Betis B), el propio Cabello afirma que está penosa coyuntura "lógicamente nos está afectando físicamente, sobre todo en el descanso. En la alimentación menos, porque la verdad es que la gente nos está ayudando mucho y no nos falta de nada; pero sí lo notamos en el descanso. El entrenador no puede trabajar como debe porque sabe que no podemos darle el cien por cien, aunque intentamos suplirlo con ilusión y con ganas".

Con respecto al gesto del presidente del Arroyo, Juan Bermejo, de donar el taquillaje íntegro que obtenga en el próximo partido en casa, ante el Atlético San José, el capitán sportinguista entiende que "solo podemos tener palabras de agradecimiento. Se nota que es una persona a la que le duele lo que está viviendo este grupo de trabajadores, aunque no sea en su localidad". Además, recuerda el propio Cabello que "ya la semana pasada nos dio comida y una aportación económica".

De cara al partido del próximo domingo en la Línea de la Concepción frente a la Balompédica Linense (17.00 horas), el jugador villafresnense reconoce que les han dicho que "tenemos que estar preparados para viajar en nuestros coches. "Así pues afrontamos otro reto nuevo, pero nosotros, siempre que esté en nuestra mano, nunca vamos a dejar de competir". En este sentido, Cabello asegura que "tendremos que pagar nosotros la gasolina, ya que todavía no nos han pagado ni los bocadillos del viaje a Ceuta. Pero entre las ayudas recibidas y la gala que se realizó, hemos hecho un fondo para este tipo de cuestiones". Aunque vayan en sus vehículos particulares, sí van a ir todos con el mismo chándal gracias a las gestiones del entrenador Albert Ferri con la empresa pacense Futgol, propiedad del exportero Poli, que ha hecho descuentos especiales para su compra, cuyo abono ha sido a cargo del propio Ferri.

Con respecto a una posible solución a esta situación, el capitán sportinguista muestra cierto optimismo, ya que cree que "entre finales de esta semana y la principio de la próxima puede haber una solución. Hay mucha gente de AFE y de la Federación Extremeña que están trabajando y teniendo contactos con la directiva y a ver si es posible que esta gente se marchen y pueda coger el equipo otras personas", dice.

 
 
2 Comentarios
02

Por Esto se veía venir 11:35 - 10.11.2011

No le echo la culpa a los jugadores, pero en parte la tienen. Ésto se veía venir de lejos, que iba a ser otro Cerro, todos lo decíamos. Por lo tanto, si veo que me ofrecen trabajo de una empresa que ya no paga a sus empleados, YO no lo acepto. Vaya luces tambien estos jugadores

01

Por calico 9:46 - 10.11.2011

esto siempre es igual...pero porque estos equipos viven por encima de sus posibilidades!!! si tu no vas a tener dinero para tener a 20 profesionales, pues conformate con 1 o 2, y el resto que sean aficionados y que el equipo este en la categoria q pueda y ya esta. el futbol solo da para tener jugadores profesionales en 1ª y 2ª, y solo unos pocos de 2ªB