+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

FÚTBOL

La historia de Pere Ribas, el niño ciego de Olot enamorado del Betis

El pequeño de 10 años asistió al Betis-Deportivo gracias a una iniciativa de las peñas del club verdiblanco

 

El pequeño Pere Ribas junto a Diego Sánchez, miembro de la Peña Bética de Girona-Olot. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
27/08/2016

La afición del Betis vivió el viernes el primer partido de la temporada en el estadio Benito Villamarín. El duelo frente al Deportivo se saldó con un triste empate a cero. Se esperaba más del conjunto andaluz. No hubo goles, pero entre los miles de aficionados que acudirán al santuario bético, hubo uno, un pequeño niño de 10 años, que disfrutó como nadie del primer partido del Betis como local. 

Pere Ribas, ciego de nacimiento, es natural de Olot, Girona, pero su corazón es verde y blanco desde que se enamoró de su himno, el que más le encandiló de entre todos los de los equipos de la Primera División. "Un día mis padres me pusieron los himnos de todos los equipos, pero cuando sonó el del Betis me gustó muchísimo. Escuché un partido y ganaron 4-0. Y pensé, puede perder, pero sé que es un buen equipo", declaró al diario 'ABC' de Sevilla. Desde entonces no se pierde ni un partido de los sevillanos por la radio, de la que también es un gran aficionado. 
 
QUIERE SER PERIODISTA DEPORTIVO


De hecho, Ribas ha podido cumplir ya su otro sueño, comentar en directo un partido del equipo de su localidad, la Unió Esportiva Olot, a cuyo estadio acude siempre que puede con la radio a cuestas, como no podía ser de otra forma.

De mayor, le gustaría ser periodista deportivo, una pasión que se despertó en él hace un par de años cuando, al estropeársele la radio, acudió a donde se ubicaba la prensa y pidió a los periodistas que cubrían el encuentro si podía sentarse con ellos para escuchar el choque en directo.

Su segundo sueño, asistir al Villamarín, se cumplió este viernes gracias a la iniciativa de algunas peñas y colectivos de seguidores béticos que lograron recaudar la cantidad económica suficiente para pagar el viaje y el alojamiento en un hotel cercano de Pere, sus padres y su hermana. Las peñas Bética Gerona-Olot, Betis Barna,Friquis Verdes y BetStore impulsaron esta iniciativa a raíz de conocer una historia que se hizo viral en cuestión de días, iniciando entonces un elaborado trabajo de difusión que tuvo un éxito tremendo entre los peñistas. 

EL BELGA MUSONDA, SU ÍDOLO


Tanto es así, que el propio Betis, al enterarse de la iniciativa, colaboró a través de su Área Social cediendo varias entradas tanto para la familia Ribas como para miembros de la Peña Gerona-Olot, que pudo finalmente asistir al partido ante el Depor. 

Además, regaló una equipación completa para Pere de Musonda, su jugador preferido, al que pudo conocer en el hotel de concentración deBarcelona donde el equipo de Poyet se alojó el pasado fin de semana antes del duelo contra el Barça. Allí, pudo fotografiarse con el belga, además de con Rubén Castro. 

Gracias al Betis y a sus aficionados, sin duda, Pere recordará por siempre el inicio de esta temporada 2016-17. Aquella en la que pudo cumplir un objetivo que perseguía desde que escuchó por primera vez un himno que enamoró a este pequeño de 10 años que es ahora el que ha conquistado con su historia el corazón de todo el fútbol español.