+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Los extremeños de Segunda División B

Jornada casi redonda

El Villanovense certifica su permanencia en Segunda B y el Mérida mantiene encendida la llama de la Copa. El Cacereño depende de sí mismo para jugar la promoción, pero ya no puede lograr la salvación directa

 

Los futbolistas del Cacereño tras el tercer gol. - Foto:CARLOS PINO

Jugadores del Villanovense celebrando la permanencia. - Foto:CARLOS PINO

El de ayer fue un sábado casi perfecto para los tres equipos extremeños de Segunda División B. El Villanovense certificó su presencia un año más en la categoría con su victoria ante el Marbella (4-2); el Cacereño ganó al Peña Sport (3-0) y sale de los puestos de descenso, aunque conseguir la permanencia de forma directa ya es imposible; y el Mérida se impuso al Sevilla Atlético (1-2) y mantiene viva la llama de la Copa del Rey.

El más feliz de todos es el Villanovense. Los serones siguen haciendo historia y la próxima campaña repetirán en Segunda B por tercera temporada consecutiva, algo que nunca antes habían conseguido. Tras su sensacional triunfo de la semana pasada ante el Algeciras, ayer jugaban en casa dependiendo de sí mismos para certificar la permanencia. El empate podía servirle para conseguir su objetivo, pero el equipo de Manolo Sanlúcar prefirió no especular con el resultado y empujado por su público rubricó un triunfo que le permitirá gozar de una última jornada ya sin nada en juego.

PROMOCION El Cacereño estaba obligado a ganar ante un equipo ya descendido y no erró. El triunfo por 3-0 ante el Peña Sport permite al conjunto verde depender de sí mismo para evitar el descenso directo, aunque lo máximo a lo que ahora puede aspirar es a la promoción, posición que ahora ocupa y que defenderá el próximo domingo ante el Izarra, un equipo que no se juega nada.

La victoria del Cacereño, unida a las derrotas de Sporting B en Burgos (2-1, los goles burgaleses se cantaron incluso en el Príncipe Felipe) y del Atlético Astorga contra el Compostela (4-1) permite a los verdes agarrarse al clavo ardiendo que ahora es la promoción por la permanencia. Solo falló el triunfo de la Arandina (1-3 ante el Lealtad), que hace ya imposible aspirar a la permanencia de forma directa.

Pero jugar la promoción es como una segunda oportunidad. El Cacereño depende de sí mismo para conservar la decimosexta posición. Un triunfo en feudo del Izarra le llevará a una eliminatoria a doble partido para salvar la categoría. Un empate o la derrota le hará fijarse en lo que hacen sus perseguidores: el Sporting B solo tiene un punto menos (recibe al Guijuelo) y dos el Astorga, que juega en casa ante el Ferrol.

Las aspiraciones de Copa del Rey del Mérida pueden terminarse hoy o alargarse hasta la última jornada. A las 12.00 se juega el Melilla-Cartagena, un duelo del que estarán muy pendientes los romanos. Con un punto menos que el Cartagena, los emeritenses necesitan un triunfo del Melilla o un empate para llegar a la última jornada con opciones de jugar el próximo torneo del 'ko'. Pase lo que pase, la suya es una gran temporada y ayer lo demostró ganando a otro equipo de 'play off', el Sevilla Atlético (1-2).