+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

fase de ascenso a segunda B 3 la vuelta ante el Formentera

El presidente del Cacereño llama a la movilización de los seguidores verdes

«Tenemos que volcarnos ahora», dice Carlos Ordóñez sobre el domingo

 

Jugadores del Cacereño y Formentera, saludándose el domingo pasado. - T. PLANELLES / EL PERIÓDICO DE IBIZA

J. M. O. CÁCERES
29/05/2019

«Tenemos que volcarnos ahora». El presidente del Cacereño, Carlos Ordóñez, se pronuncia así de cara al encuentro del próximo domingo ante el Formentera (12.00 horas, Príncipe Felipe).

Ordóñez es optimista, y así lo expresa en declaraciones a este periódico. «Yo creo que somos mejores, pero habrá que luchar mucho. Ellos también son un buen equipo», añadió el empresario, que espera que la ciudad se vuelque en los momentos decisivos del año.

De momento, va todo encaminado en la buena dirección. El club anunció anoche que cerró las oficinas con 160 entradas vendidas para un total de 245 con las expedidas el lunes.

El club, a través de sus redes sociales, está haciendo un esfuerzo extra animando para que se unan a la causa el mayor número de fieles posibles. «Tenemos que intentarlo, tenemos que estar todos unidos y remar todos en la misma dirección», enfatizó el dirigente verde.

Mientras tanto, en lo estrictamente futbolístico, el Cacereño entrenará conla vista puesta en la recuperación de Carlos Martínez, que parece problemática, al igual que la de Carbonell. Del mismo modo, se espera que el delantero Dani Muñoz mejore de su pubalgia y pueda estar en más minutos de los que ha dispuesto últimamente. Collantes podría ser utilizado de inicio por Adolfo Muñoz, salvo sorpresa.

 
 
1 Comentario
01

Por Abujacob 18:29 - 29.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Un día de repente me enamoré de ti mi corazón latía sintiendo tus colores. ¡Aúpa, Cacereño, vamos a ganar!