+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PUBLICADA EN EL BOE

El Constitucional rechaza la expropiación de viviendas vacías, pero permite que se pongan multas

El fallo, conocido hoy, explica que ya existen fundamentos jurídicos en contra de la expropiación temporal de viviendas vacías en sentencias anteriores promulgadas contra normativas similares aprobadas por comunidades como País Vasco, Navarra o Andalucía

 

El Constitucional rechaza la expropiación de viviendas vacías, pero permite que se pongan multas -

Redacción.
01/11/2018

El Tribunal Constitucional (TC) ha estimado parcialmente el recurso de insconstitucionalidad interpuesto hace un año por el Gobierno de Mariano Rajoy contra la Ley de Emergencia Social de la Vivienda de Extremadura.

De esta forma, el alto tribunal declara nulo el artículo 2 pero mantiene que el artículo 1 «es conforme a la Constitución». Esto supone que rechaza que la administración regional pueda expropiar temporalmente viviendas que se encuentran vacías tras proceso de desahucio llevado a cabo por alguna entidad financiera para destinarlas a personas en especiales circunstancias de emergencia social, pero sí ampara la posibilidad de que se interpongan multas cuando concurra dicha circunstancia.

El Boletín Oficial del Estado publica hoy a sentencia dictada el pasado 4 de octubre, que el Tribunal Constitucional admitió a trámite en diciembre del pasado año, cuando se estimó también la suspensión cautelar de la norma.

El fallo, conocido hoy, explica que ya existen fundamentos jurídicos en contra de la expropiación temporal de viviendas vacías en sentencias anteriores promulgadas contra normativas similares aprobadas por comunidades como País Vasco, Navarra o Andalucía.

En cuanto al primer artículo, el TC avala que el deber de mantener, conservar y rehabilitar una vivienda «se inserta con naturalidad en la competencia autonómica en materia de urbanismo y vivienda», y señala además que la ese articulado «no implica necesariamente una regulación que imponga el deber de destinar de forma efectiva el bien al uso habitacional previsto en el ordenamiento jurídico».

La ley de emergencia social de la vivienda de Extremadura se aprobó en enero de 2017 en la Asamblea gracias a un acuerdo entre PSOE y Podemos (se abstuvo en la votación). En vigor desde marzo del pasado año, el Gobierno inició, sin éxito, negociaciones con la Junta para resolver sus discrepancias sobre varios de sus artículos al considerar que vulneraba sus competencias sobre el derecho de propiedad, pero ante la falta de acuerdo en diciembre pasado el TC admitió a trámite el recurso del Ejecutivo nacional y acordó la paralización de todos los artículos en los que se hace mención a las viviendas deshabitadas, así como a la obligación de mantener los inmuebles.