+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la asamblea debate las más de 900 enmiendas presentadas por los grupos al proyecto de ley

PSOE y Podemos blindan el acuerdo de presupuestos con las ayudas sociales para Extremadura

Excepto sorpresas de última hora, la formación se abstendrá hoy en la votación de las cuentas de 2018. La dotación para renta básica crece seis millones, hasta los 53, y para mínimos vitales habrá otros 6

 

Las cartas están marcadas y sobre la mesa. La Asamblea aprobará hoy los presupuestos de la Junta de Extremadura para el año 2018, que salvo sorpresas de última hora saldrán adelante gracias a la abstención de Podemos. Es la primera vez que el PSOE ha logrado entenderse con el partido que lidera Álvaro Jaén (en 2016 y 2017 las cuentas se pactaron con el PP) y tras un arduo proceso de negociación que se ha extendido durante meses, el acuerdo vendrá de la mano de las políticas sociales. Ambos han acordado el blindaje de los fondos para renta básica, mínimos vitales y ayudas para gastos urgentes, así como un incremento en las partidas destinadas a estos fines.

Los presupuestos que la Junta ha elaborado para 2018 ascienden a 5.343 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,1% respecto a los del año anterior. Tras superar la enmienda total del PP el pasado diciembre y pasar por la Comisión de Hacienda, el proyecto de ley vuelve al pleno pendiente de incorporar las 983 enmiendas parciales que han formulado los grupos. De ellas, 576 pertenecen al PP, 229 son de Podemos, 135 llevan la firma de Ciudadanos (Cs) y 43 son del PSOE. El debate se inició ayer y se extenderá a lo largo de toda esta mañana para terminar por la tarde con la votación definitiva del proyecto de ley.

El acuerdo político suscrito entre Podemos y la Junta antes de Navidad parecía tener segura esa aprobación, hasta que el Consejo de Gobierno vetó 20 enmiendas de las casi mil presentadas por los grupos, de ellas cuatro pertenecientes a Podemos, al considerara que alteraban sustancialmente el estado de ingresos y gastos de las cuentas. Finalmente, parece que en el pleno de ayer el diálogo volvió a encauzarse y que habrá acuerdo con la abstención de la formación, que no obstante admite que este no ha sido como les hubiera gustado.

«Nuestras enmiendas vienen a poner parches a cuestiones sin duda mejorables en un presupuesto que no es el nuestro», reconoció ayer el diputado de Podemos Obed Santos. Por su parte, el portavoz de Hacienda del PSOE, Jorge Amado, volvió a apostar una vez más por el diálogo y la negociación para que estos presupuestos sean «lo más consensuados posibles».

PARTIDAS BLINDADAS / Entre los principales asuntos que PSOE y Podemos lograron pactar ayer vía enmiendas parciales, se encuentra el blindaje de las partidas destinadas a renta básica, mínimos vitales (ayudas para sufragar el coste de las facturas de agua, luz y gas), ayudas de apoyo social para contingencias (cubren gastos urgentes e inaplazables a las familias en situación de pobreza), alquiler de viviendas y becas complementarias, partidas de las que en ningún caso podrán detraerse fondos con modificaciones de crédito.

Además, ambos grupos acordaron también el incremento de algunas de ellas, si bien no en los niveles que exigía Podemos. Para renta básica habrá seis millones más, hasta un total de 53 (la formación quería llegar a los 80, tal y como se recoge en la ley contra la exclusión social); a mínimos vitales se destinarán un total de seis millones, 1,3 más de lo presupuestado inicialmente; las ayudas para contingencias contarán con dos millones, 500.000 euros más que al principio, y para las ayudas al alquiler se destinarán 900.000 euros tras sumar 200.000 más a una partida inicial de 700.000.

No obstante, en su conjunto, la cuantía total del Fondo de Garantía Social (donde se incluyen estas partidas) se verá incrementada de forma global en un millón de euros porque en algunos casos lo que se ha hecho es detraer de unas ayudas para ponerlo en otras en lugar de reducir los fondos destinados a gasto farmacéutico como pedía inicialmente la formación morada.

En este contexto, los diferentes portavoces del PP que intervinieron en el debate reiteraron sus dudas sobre que la Junta cumpla con estos compromisos y lamentó que Podemos no respalde las iniciativas de los populares que buscan garantizar esas partidas, por lo que advirtieron a la formación de que serán corresponsables de estos incumplimientos. «Mucho te quiero perrito pero pan poquito», le dijo la diputada del PP Consuelo Rodríguez Píriz a los miembros de Podemos, a los que acusó además de «pasteleo» con la Junta para sacar adelante un presupuesto «malo» y rechazar las enmiendas del PP, informa Efe. Por su parte, la diputada de Cs, Victoria Domínguez, abogó por que a lo largo del 2018 estas partidas «se cumplan en su integridad» por el bien de los extremeños a los que van dirigidas.

Temas relacionados