+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DESAFÍO A ESTADOS UNIDOS

La caravana de inmigrantes, lista para reemprender la marcha hacia EEUU

Los participantes reclaman autobuses a la oficina de la ONU en México para llegar de forma segura a la frontera estadounidense

 

La caravana de inmigrantes, lista para reemprender la marcha hacia EEUU -

El Periódico
09/11/2018

La caravana de inmigrantes centroamericanos (la mayoría de ellos hondureños) que durante varios días ha recuperado fuerzas en Ciudad de México vuelve a estar lista para emprender la ruta a pie hacia la frontera con Estados Unidos, donde el Ejército enviado por Donald Trump ya está preparado para impedir su entrada. En una asamblea donde se votó a mano alzada, los inmigrantes, unos 5.000, acordaron reemprender el camino en las próximas horas hacia el estado de Querétaro. Más de 1.000 kilómetros les separan todavía de EEUU, un periplo que empezaron a mediados de octubre en San Pedro Sula.

Los participantes de la marcha tienen decidido partir a pie aunque también han reclamado a la Oficina en Méxido del Alto Comisionado de la ONU que se fleten autocares para hacer el viaje mucho más seguro hacia la frontera. Pero con o sin vehículos, tienen decidido ponerse en marcha. "Con buses o sin buses, nos vamos, no nacimos en bus, no nacimos en transporte", afirma uno de los participantes. "Nos vamos a pie o como sea porque nadie quiere quedarse aquí", agrega otro, convencido.

Falta de autobuses

Una delegación de los inmigrantes, encabezados por el periodista hondureño Milton Benítez, fue la encargada de reclamar los vehículos para continuar por el territorio mexicano. Estos buses "pueden evitar muertes", destacó Benítez, quien apuntó que no deben repetirse tragedias como la del 2011 en San Fernando, en el estado de Tamaulipas, cuando 72 inmigrantes fueron asesinados presuntamente a manos del grupo criminal Los Zetas.

Muchos tienen miedo a los peligros les acechan durante la travesía por la presencia de las mafias. "Tienen miedo a ser secuestrados", dice Jorge Alberto Alemán, otro de los participantes.

Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se han recibido 19 quejas por presuntas violaciones de derechos humanos y, además, se investiga la probable desaparición de inmigrantes en los estados de Veracruz y Puebla. En este sentido, la ONU dijo haber recibido información sobre "un grupo de personas que habrían subido a dos buses aparentemente no identificados en el estado de Puebla y cuyo paradero sería desconocido". Los hechos ya han sido denunciados ante la Fiscalía General de Puebla.

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México ha aprovechado para hacer un censo de la caravana. En total se registraron a 4.814 personas, pese a que la organización Pueblo Sin Fronteras, que acompaña al movimiento migratorio, había hablado de más de 5.000. Entre los censados hay 1.726 menores de edad y 24 embarazadas. El 85 % de los inmigrantes son de origen hondureño.