+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PROTESTAS

Forman en Hong Kong una gran cadena humana para emular la 'Vía Báltica'

 

Manifestantes hongkoneses realizan una cadena humana, este viernes. - EFE

EL PERIÓDICO
23/08/2019

Decenas de miles de ciudadanos de Hong Kong formaron este viernes una cadena humana que abarcó varios distritos del centro financiero asiático en una nueva acción en contra del Gobierno, en recuerdo a la 'Vía Báltica', cadena formada hace justo 30 años en Estonia, Letonia y Lituania para reclamar la independencia de la URSS.

A las 20.00 hora local, un gran número de ciudadanos se reunieron en las calles cerca de estaciones de metro en tres líneas en la isla de Hong Kong, en Kowloon, y en los Nuevos Territorios para tomarse de las manos y crear el "Camino de Hong Kong".

Esta fue una acción pacífica organizada por los internautas a través de LIHKG, un foro utilizado por los manifestantes para organizar este movimiento antigubernamental que ya cumple casi tres meses y que está suponiendo la mayor crisis política en décadas para la urbe.

DE VUELTA AL AEROPUERTO

Los manifestantes tienen previsto regresar al aeropuerto este fin de semana, después de que hace dos semanas bloquearan las instalaciones y obligaran durante dos días a suspender los vuelos. Algunos activistas se disculparon por los problemas generados.

La autoridad del aeropuerto publicó un aviso de media página en los diarios instando a los jóvenes a "amar a Hong Kong" y el tribunal superior de la isla extendió una orden que restringía las protestas en el aeropuerto.

Por su parte, el portal de vídeos en internet YouTube, propiedad de Google, informó de que ha desactivado 210 canales que buscaban influir en las protestas antigubernamentales. Según YouTube, estos canales actuaban de forma "coordinada" y en consonancia con las "recientes observaciones y acciones en relación a China anunciadas por Facebook y Twitter", pese a que YouTube está prohibido en el país asiático.

Aunque la empresa no explicitó quiénes se encontraban detrás de estos canales, al establecer paralelismos con las investigaciones de las redes sociales, sugirió que como en esos casos, los responsables de dichos canales serían personas vinculadas al Gobierno chino.