+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CRISIS SANITARIA

Johnson advierte a los británicos de que tomará medidas más duras si la epidemia sigue avanzando

El presidente de la Cámara de los Comunes acusa al Gobierno de "menospreciar" a los parlamentarios

 

El primer ministro británico, Boris Johnson, durante la comparecencia de este miércoles. - JACK HILL (AFP)

BEGOÑA ARCE
30/09/2020

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha advertido este miércoles a sus conciudadanos que el Reino Unido se halla "en un momento crítico" en la lucha contra el coronavirus. En la segunda comparecencia en una semana, Johnson reiteró su llamamiento a la población para que respeten las medidas especiales impuestas para frenar el virus.

A pesar de que una cuarta parte de la población se halla sometida a severas restricciones, el número de contagios sigue subiendo cada día. El último balance sumó 7.108 y 71 muertes. Un confinamiento nacional no está en la agenda por ahora, pero Johnson tampoco lo descarta. "Si las pruebas así lo exigen no dudaré en tomar las medidas que, me temo, van a ser más costosas que las actuales". La epidemia "va en la dirección equivocada", advirtieron los dos principales asesores científicos del Gobierno, que acompañaban al primer ministro en su comparecencia. Una mala indicación es el retorno a estas conferencias televisadas de seguimiento, que habían quedado suspendidas con la desescalada y volverán a celebrarse regularmente.

CONCESIÓN

La Cámara de los Comunes respaldó, por 330 votos a favor y 24 en contra, la extensión durante seis meses más de la ley de coronavirus, que otorga al Gobierno poderes de emergencia para imponer restricciones en el país. La aprobación estuvo precedida de un conato de rebelión de medio centenar de diputados conservadores, que acusan al Ejecutivo de gobernar "por decreto". Una revuelta que ponía en precario la ya tocada autoridad de Johnson. El primer ministro tuvo que prometer que someterá a consideración de los parlamentarios la futura introducción de medidas nacionales contra la epidemia.

El presidente de la Cámara ('speaker') había desestimado la enmienda de los sublevados, pero se hizo eco del malestar reinante. Lindsay Hoyle acusó al Ejecutivo de "menospreciar" al Parlamento. "La manera en que el Gobierno ha ejercido sus poderes para legislar durante esta crisis ha sido completamente insatisfactoria", señaló. "Cuento con que el Gobierno recupere la confianza de esta Cámara y no la trate con el desprecio que ha demostrado".