+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Terremoto en la cooperación

Oenegés en el huracán

Arrestado el presidente de Oxfam Internacional por un caso de corrupción ajeno a la oenegé. Las organizaciones de ayuda humanitaria han introducido protocolos para prevenir abusos

 

Un peatón pasa por delante de una tienda de Oxfam en Londres, el lunes. - REUTERS / PETER NICHOLLS

M. RADIGALES / A. SANFELIU
14/02/2018

El escándalo de abusos sexuales cometidos por miembros de Oxfam en Haití ha supuesto un cataclismo para las oenegés, un sector para el que el márchamo de respetabilidad es fundamental. Aunque los hechos afectan a la matriz británica de esa organización, es el conjunto de oenegés el que ha quedado en el punto de mira y el que, para evitar una injusta generalización, se defiende mostrando estrictos códigos de conducta con los que pretenden blindarse ante este tipo de comportamientos execrables.

Más allá del escándalo de Haití, The Sunday Times reveló el pasado domingo que más de 120 trabajadores de oenegés británicas habían sido acusados de abusos sexuales el año pasado. De estos, 87 afectaban a Oxfam en Gran Bretaña. «Somos la organización a la que se le han detectado más casos, pero esto es porque ahora tenemos mecanismos para detectarlos que son muy efectivos», asegura a este diario Francesc Mateu, uno de los principales responsables de Oxfam Intermón en España. «No estamos hablando de orgías [como en Haití]», precisa. «Puede que se trate simplemente de un piropo obsceno. Hay que tratarlo y darle respuesta, pero son cosas de gravedad muy distinta». Reconoce que el año pasado hubo en la oenegé en España varios casos de esta índole.

Mateu explica cuáles son los mecanismos de prevención. «Todos los trabajadores firmamos un contrato con cláusulas adicionales, que hay que cumplir tanto en la vida laboral como en la privada. Está prohibido contratar servicios sexuales aunque esté permitido en el país donde se trabaje. Además se dispone de un buzón donde cualquiera en la organización puede denunciar un caso. Y estas denuncias las conocen quienes las tienen que conocer, no el jefe de quien denuncia. Hay unas personas específicas que se ocupan de esto, independientemente de la línea jerárquica. Ha funcionado bien».

Otra de las organizaciones salpicadas en el Reino Unido ha sido Save the Children. De las 31 denuncias recibidas, 16 terminaron en despidos y 10 se denunciaron a la policía. El director de esta oenegé en España, Andrés Conde, sostiene que pese a que los casos de abusos «son casos puntuales y aislados» no por ello son «menos condenables y repugnantes». «Aunque no hay entorno profesional libre del acoso sexual a mujeres, ni siquiera el nuestro, quizás en nuestra caso es más inaceptable que en cualquier otro. Nuestras organizaciones tienen el deber de tener protocolos de actuación mucho más exigentes que cualquier otra organización, porque trabajamos con colectivos muy vulnerables», añade este responsable.

CAZA DE BRUJAS / «Es algo que me parece evidente», responde Mateu a la pregunta de si cree que hay una caza de brujas contra las oenegés. «Con esto no quiero quitar el foco de atención al problema. No es una excusa y asumimos la gravedad de los hechos. Pero, dicho esto, con una entidad como Oxfam que tiene una incidencia política importante --por ejemplo hizo un informe para la cumbre de Davos sobre las desigualdades en el mundo-- hay toda una serie de élites, tanto económicas como políticas, que han visto en todo ello una excusa perfecta para el acoso y derribo, no solo de Oxfam. He visto que es una ofensiva contra las oenegés en su conjunto. He oído declaraciones del tipo ‘todas son iguales’», dice.

Por otro lado, el presidente de Oxfam Internacional, el guatemalteco Juan Alberto Fuentes Knight, fue detenido ayer en Guatemala por un caso de corrupción. La detención no tiene nada que ver con el actual escándalo de abusos sexuales que salpica a la organización, sino que está relacionada con la implicación de Fuentes Knight en un caso de corrupción cuando era ministro de Finanzas de Guatemala.

Fuentes Knight, nombrado presidente de Oxfam Internacional en el 2015, está acusado de participar en esta trama, por la que también fueron detenidos el expresidente de Guatemala Álvaro Colom (2008-2012) y otros exministros de su Gobierno acusados en el caso Transurbano, el modelo de transporte urbano implementado en el Gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). Las autoridades investigan una supuesta malversación de fondos en este modelo de transporte.

 
 
1 Comentario
01

Por ldgerman 11:45 - 14.02.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

ESTO YA ES EL COLMO, LOS DIRIGENTES DE LAS ONG'S FUNDIENDOSE LOS DONATIVOS EN FIESTAS, SE ACABÓ SI QUIEREN PUTAS QUE LAS PAGUEN CON SU DINERO NO CON EL NUESTRO.