+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CRISIS SANITARIA

El consistorio de Mérida amplía a 2,5 millones el importe para los efectos del covid-19

 

Osuna durante la rueda de prensa telemática celebrada esta mañana. - EL PERIÓDICO

El Ayuntamiento de Mérida destinará 2,5 millones de euros a paliar los efectos del coronavirus en la ciudad. El nuevo presupuesto municipal para 2020 ascenderá a una cuantía de 50.981.300 euros, lo que se traduce en un incremento del 8,13% con respecto al que sigue vigente desde 2019. Según ha explicado el alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, se ha producido una variación “ínfima” derivada de unos reajustes de última hora con respecto al dato presupuestario que se facilitó la semana pasada, en el que se contemplaba que las nuevas cuentas ascenderían a 51.165.300 euros.  

La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana la liquidación presupuestaria del ejercicio 2019. “Cumplimos sobradamente la regla de gasto y la estabilidad presupuestaria, lo que permite una capacidad de financiación positiva”, ha destacado el primer edil a través de una rueda de prensa telemática. Esta situación se traduce en un superávit de 9.071.775 euros, en el que se incluye también el del centro especial de empleo La Encina. Sin contar este, el ayuntamiento dispondría de 8.939.279 euros para invertir en inversiones financieramente sostenibles.

Como ya avanzara Osuna, el nuevo presupuesto incluye una partida de 1,5 millones de euros para desarrollar cinco líneas estratégicas que ayuden a superar los efectos del coronavirus. A esta cuantía se sumaría otro millón de euros correspondiente al 20% del superávit, que es el porcentaje que el Gobierno central permite destinar a medidas para paliar la crisis del covid-19. Sobre este asunto, señalar que la idea del regidor municipal es destinar el 100% del superávit a esta causa si así lo autoriza finalmente el Ejecutivo nacional.

La liquidación presupuestaria arroja a su vez un remanente positivo de tesorería de 11,1 millones de euros. Este dato responde al incremento de la recaudación del IBI urbano y rústico por las nuevas altas catastrales que se han regularizado, el aumento en la recaudación de las tasas municipales y la carencia de amortización de préstamos ICO y pago a proveedores que impuso el Estado. El nivel de ejecución presupuestaria ha sido del 91,5%, un porcentaje “muy difícil en la situación en la que están las administraciones”.

Sobre los plazos para la tramitación del nuevo presupuesto, Osuna ha avanzado que la propuesta de presupuestos se aprobará el 4 de mayo para remitirla al Ministerio de Hacienda, que deberá de dar su aprobación. El día 7 se celebrará una Comisión de Hacienda para tratar con el resto de los grupos las nuevas cuentas y el 12 de mayo se llevará a pleno para su aprobación inicial. “En mayo tendríamos una aprobación definitiva”, ha asegurado.

Temas relacionados