+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

torreorgaz

‘La vaca’ hunde sus raíces en el carnaval más tradicional

El Martes de Carnaval una persona embiste a los transeúntes en broma. La familia Barra es la que custodia la estructura métálica de ‘La vaca’

 

La vaca. Uno de los vecinos que hace de ‘La vaca’ alcanza a otro con el rabo falso. - EL PERIÓDICO

Redacción AA MONOGRÁFICOS
09/02/2018

Torreorgaz goza de un singular carnaval en el que la llamada Fiesta de la Vaca tiene un especial protagonismo. Las fiestas en Torreorgaz siguen un esquema tradicional en sus comienzos. Así, el día 10 de febrero, Sábado de Carnaval, se realiza un gran pasacalles animado con charanga y concursos de disfraces y chirigotas. El desfile sale a las 17.30 horas de la calle La Cruz. La jornada finaliza con una gran actuación musical en la carpa municipal a cargo de la Banda de West y un DJ hasta altas horas de la madrugada.

El domingo 11 de febrero a las cinco y media habrá fiesta de disfraces infantil en la carpa municipal, con premio a los mejores. Por la noche, habrá un baile de carnaval para mayores en el centro de día.

El Martes de Carnaval, día 13, la fiesta toma un cariz más tradicional. “El Martes de Carnaval siempre ha sido un día muy señalado en Torreorgaz y tiene como plato fuerte la vaca”, explica el alcalde de Torreorgaz, José Luis Chanclón. Tras el pasacalles de carnaval, una persona hace de ‘vaca’ y lleva un triángulo de hierro con dos cuernos por delante y un rabo.

ESPONTÁNEO. El comienzo de la celebración es espontáneo, cuando se reúne un número de personas suficiente, en torno al medio centenar. La estructura de hierro que hace las veces de vaca es custodiada siempre por la familia Barra. A la vaca acuden los ciudadanos para que a cambio de pequeñas cantidades de dinero embista a vecinos concretos. A veces a los que embiste le doblan la suma para que se vuelva contra aquellos que primero han solicitado sus servicios. Los asistentes suelen ir disfrazados y todo transcurre en un ambiente festivo. Algunos llevan sacos de paja o algo para ensuciar, que se arrojan unos a otros, especialmente a los que no pagan el aguinaldo.

“El que va a la vaca sabe que está dispuesto a que te ensucien o te mojen. Es como si todo estuviera permitido. Eso sí , hay una reglas no escritas. Por ejemplo, a la vaca nunca se la toca y nunca hay nada violento. El que no cumpla esas normas es expulsado”, recalca el alcalde. Con la recaudación se paga una cena para todos los que han participado. El carnaval torreorgaceño finaliza con un Domingo de Piñata, con una piñata infantil a las cinco en la plaza del Tuero y la participación de la tercera edad del municipio en un vistoso baile.

Temas relacionados
 

Buscar tiempo en otra localidad