+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

profesora de ingeniería hidráulica en la universidad de extremadura

Marta García García: «Hay pocas referencias para las niñas de las carreras técnicas»

 

La profesora Marta García en una de las aulas de la Escuela Politécnica de Cáceres. -

10/03/2019

– ¿Por qué quiso estudiar una ingeniería?

– Desde pequeña me tiraron más las ciencias que las letras. Me gustaba asistir a las charlas que nos daban en el colegio algunos padres y madres de los alumnos sobre las distintas profesiones en las que trabajaban. Me quedé impresionada cuando escuché al ponente que nos habló de la ingeniería de caminos. Para mí aquello fue muy importante. Creo que las niñas tienen poca información respecto a las carreras técnicas. Y obviamente si no las conocen, no las pueden elegir.

– Eso influye en que sean carreras muy masculinizadas, ¿no?

– Soy de la promoción de 1996 y entonces sólo el 10% éramos mujeres. En nuestro país durante muchos años se ha funcionado por tradición y, como en muchas otras profesiones, se ha pensado que la ingeniería era de hombres. En nuestra sociedad existen muchos estereotipos a este respecto. Aún en 2019 pocas mujeres escogen ingeniería como profesión y creo que es realmente por desconocimiento. Hacen falta acciones para que las niñas tengan referencias de mujeres ingenieras e investigadoras, donde ellas puedan comprobar que es una opción como otra más, que no es algo reservado para los niños. En los últimos años la Universidad de Extremadura (Uex) realiza campañas de divulgación en este sentido.

– ¿Cuál es exactamente su especialidad?

– Soy ingeniera de Caminos, Canales y Puertos en la especialidad de Ingeniería Hidráulica y Energética por la Politécnica de Madrid. Luego realicé la tesis doctoral en la Uex, en el departamento de Mecánica, Energética y de los Materiales. Ahora soy profesora en la Politécnica de Cáceres, en el grado de Ingeniería Civil.

– ¿Y qué dificultades se ha encontrado en su carrera profesional como mujer?

– Aunque siempre he estado rodeada de hombres, son pocas las ocasiones en las que me he sentido discriminada por ser mujer. Nada más acabar la carrera estuve en una oficina de proyectos en París, allí era distinto, había más mujeres ingenieras que en España. Cuando volví, trabajé en obra durante tres años, y sí que era la única ingeniera, al principio se te hace raro, te acostumbras... Posteriormente conseguí una plaza en la Uex, siendo la primera mujer Ingeniera de Caminos profesora en la Escuela de Ingeniería Técnica de Obras Públicas (actual Ingeniería Civil). Ahora somos alguna más…

– ¿Y a la hora de investigar?

– La investigación es difícil para todos, cuenta mucho el esfuerzo personal. La dificultad de ser mujer llega cuando decides formar una familia, ahí es donde se necesitan leyes que nos defiendan y apoyen.

– ¿Y con respecto a los alumnos a los que da clase?

– No he tenido realmente ningún problema con los alumnos por ser mujer, aunque tienes que ganarte su respecto mostrándote quizá más autoritaria que un hombre.