+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PUEBLA DEL MAESTRE 3 EL TRIBUNAL DICTA SENTENCIA ‘IN VOCE’

Condenado el farmacéutico acusado de estafa a 3 años y 3 meses de cárcel

Imponen dos años a la auxiliar y ocho meses de multa a los dos médicos. Los inculpados asumen los hechos a cambio de una reducción de la pena

 

Los acusados en el banquillo, durante el juicio, ayer, en la Audiencia. - S. GARCÍA

F. LEÓN prov-badajoz@extremadura.elperiodico.com BADAJOZ
09/10/2019

El tribunal de la Sección Primera de la Audiencia de Badajoz dictó sentencia in voce en el juicio seguido contra un farmacéutico de Puebla del Maestre, una auxiliar de farmacia y dos médicos, por manipular recetas de 344 medicamentos, del SES, y apropiarse de 9.555,24 euros, hechos por los que la Fiscalía provincial solicitaba 6 años de prisión para el primero --que ya fue condenado en 2013 a 5 años y 3 meses por hechos similares, aunque sus antecedentes dejaron de computar el pasado 27 de septiembre, según sus abogados, Rafael Bueno y Jorge García Cancho--, y 4 años para los otros tres acusados.

El juicio se resolvió tras alcanzar las partes un acuerdo de conformidad, por el que los inculpados asumían la responsabilidad de los hechos y la Fiscalía, representada por su jefe, Juan Calixto Galán, y la acusación popular en nombre del SES, llevada por José Manuel Rodríguez, aceptaban reducir las penas inicialmente solicitadas, al contemplar la atenuante muy cualificada de reparación del daño, por haberse devuelto el dinero sustraído.

De este modo, el tribunal condenó por delitos continuados de estafa al farmacéutico a 3 años y 3 meses de prisión y a 3 años y medio de inhabilitación; a la auxiliar a 2 años, si bien los letrados estudiarán la viabilidad de un posible indulto para el primero y la suspensión de la pena para la segunda.

También a los dos médicos del consultorio de esa población, defendidos por el abogado José Luis Galache, les impuso 8 meses de multa a 6 euros por día, así como inhabilitación profesional por 8 meses, por sendos delitos continuados de falsedad de documento público pero en la modalidad de imprudencia.

Los hechos ocurrieron entre 2011 y 2012, cuando los acusados manipularon tarjetas sanitarias prescritas de pacientes, facturando al SES 9.555,24 euros correspondientes a 344 medicamentos que no se llegaron a dispensar a los pacientes y sin corresponder a sus patologías.