+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

trujillo 3 34 EDICIón DE LA puesta en escena DE LA muerte de cristo A CARGO DEL GRUPO PASSIO

70 personas dan vida a la Pasión con escenas que simulan cuadros

La representación comenzó en 1986 en el colegio Sagrado Corazón de Jesús

 

Una de las escenas de la representación de ‘Jesús de Nazaret, muerto y resucitado’. - ONDA TRUJILLO

SOLEDAD GÓMEZ prov-caceres@extremadura.elperiodico.com TRUJILLO
11/04/2019

Más de 70 personas vuelven a poner en escena una nueva edición la Pasión, bajo el nombre de Jesús de Nazaret, muerto y resucitado. Será este Viernes de Dolores cuando el grupo Passio intentará llenar la iglesia de San Francisco para presenciar todo un acontecimiento teatral, con características propias, que durante 34 años ha supuesto el prólogo a la Semana Santa trujillana. Con la incorporación de algunos actores y colaboradores, se podrán ver diez «cuadros» agrupados con 27 posturas diferentes. Lo nombra así Manuel Rubio, uno de los impulsores del proyecto en el año 1986, que todavía hoy sigue, junto a las hermanas Teresa Gómez y Julia Expósito, llevando la batuta de la obra.

Se trata de escenas estáticas o «fotos fijas que parecen cuadros» sobre la vida y muerte de Jesús, cuenta Rubio. Sin embargo, se lamenta de que cada vez cueste más convencer a los participantes para que continúen con un proyecto en el que ha llegó a haber hasta 130 actores «en los años de mayor auge». Muchos, incluso, comenzaron haciendo el papel de niños en la Entrada Triunfal de Jesús en Nazaret, y llegaron a representar años después a los discípulos en La Última Cena. Eso sí, Manuel Rubio reconoce que, aunque pasen los años, el momento culmen del espectáculo es la Resurrección, ya que cuando Jesús comienza a ascender, arropado por el Aleluya de Haendel y con una luminotecnia especial «es inevitable que todo el mundo se ponga de pie y comience a aplaudir emocionada». También reconoce que «no es sencillo» hacer que todo salga a la perfección «y me enfado un poco», comenta de forma jocosa. Y es que para este organizador, encargado de las pinturas del atrezzo y del maquillaje sangrante de Jesús producido por los azotes, los clavos y la corona de espinas que lleva, lo más importante es mantener la quietud en los cuadros. Cuenta que el escenario está a oscuras para hacer cada montaje y moverse de un lado a otro, «pero cuando suena la música y se encienden las luces quiero que estén más quietos que las estatuas de un museo», para poder lograr simular «que estamos viendo cuadro», añade.

PRELIMINARES/ Hoy será el último ensayo general antes de la representación de mañana, a las nueve de la noche, con entrada gratuita. Rubio hace mención de todos los que participan, pero en especial de los que «hacen un esfuerzo por venir a los ensayos desde Madroñera, Santa Cruz de la Sierra o La Cumbre.

El resto son alumnos y miembros de la comunidad educativa del colegio Sagrado Corazón de Jesús de Trujillo, que de curso en curso va implicando a mayores y pequeños. Los organizadores confían en que esta representación «tan original» de la Pasión continúe por muchos más años «por cariño y sentimentalismo» de los trujillanos.