+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Los dos vecinos de Descagamaría son juzgados por un jurado popular

Los acusados del atropello mortal al candidato del PP de Robledillo dicen ser inocentes

 

Un momento de la declaración de uno de los acusados. - FRANCIS VILLEGAS

EFE
12/03/2018

Los dos vecinos Descargamaría (Cáceres) acusados de asesinar en 2011 al entonces candidato del PP a la alcaldía de Robledillo de Gata (Cáceres), Juan Carlos Marcos, han negado el atropello mortal al inicio del juicio con jurado popular en la Audiencia Provincial y en el que la Fiscalía pide 16 años de prisión.

El juicio ha comenzado hoy, tras la selección de los nueve miembros del tribunal popular y dos suplentes, con las declaraciones de los dos acusados, el por entonces concejal socialista en Descargamaría Modesto Sánchez y que en el momento de los hechos investigados participaba en la campaña electoral municipal del PP, y el candidato por la lista popular de Descargamaría Luis Miguel Hernández.

Según el escrito de la Fiscalía la madrugada del 13 al 14 de mayo de 2011, justo antes de la jornada de reflexión, los acusados asistieron a los mítines de fin de campaña del PP en Descargamaría mientras que el fallecido hacía lo propio en Robledillo.

Tras finalizar la campaña e ir "en busca de votos" por distintos bares de la zona, según han reconocido, los acusados coincidieron en un bar de Robledillo de Gata con el fallecido, a quien uno de ellos, Modesto, no conocía personalmente hasta entonces y con el que esa noche intercambió saludos.

"Somos los mejores, ¡chócala!", ha asegurado Modesto que le dijo el fallecido, que, ha dicho, estaba en estado de embriaguez e incluso se cayó al incorporarse del asiento en el bar.

Sin embargo, ha negado, como sostiene la Fiscalía, que tras emprender la marcha Juan Carlos caminando por la carretera hacia Descargamaría, donde residía, y abandonar el local los acusados en coche hacía el mismo lugar poco más tarde, se encontraran al fallecido tumbado en la carretera "boca arriba e inconsciente".

A su juicio, "aprovecharon" esta circunstancia para simular un accidente de tráfico y atropellar mortalmente con la rueda derecha a Juan Carlos.

Según el Ministerio Fiscal, pararon el vehículo, lo situaron en el carril contrario al sentido de la marcha y emprendieron la marcha a escasa velocidad pasando por encima del fallecido, causándole la muerte.

Ambos, conductor -Modesto- y copiloto -Luis Miguel-, han negado tanto los hechos como tener motivos para asesinarle, a la vez que, mientras Modesto bebió "un par de copas", el copiloto ha declarado encontrarse dormido en el trayecto por el estado de embriaguez producido por la ingesta de unas 14 copas.

Hasta 17 años de cárcel pide una de las acusaciones particulares, la representante del padre del fallecido y a sus hermanos, mientras que el Ministerio Fiscal solicita 16 años de prisión por un delito de asesinato con alevosía del candidato de Robledillo a las elecciones municipales de 2011.

Por su parte, la otra acusación, que representa a la viuda y al hijo, solicita, en el caso de no acreditarse que hubo voluntariedad en el atropello, una calificación alternativa por homicidio imprudente de cuatro años cárcel.

Además, la defensa ha pedido la reconstrucción de los hechos pues mientras el informe de la Policía judicial de Coria (Cáceres) "descarta el asesinato" no fue hasta tres o cuatro años después de los hechos cuando un informe de Tráfico de Cáceres orientó la investigación a este delito.

Así, según la acusación, se encontraron restos de ADN del fallecido en una pieza de plástico de un coche que "encaja" con el vehículo de los acusados, cuyo faldón se encontraba sostenido por una brida.

El juicio, que se espera dure toda la semana, continuará mañana con la comparecencia de los testigos, guardias civiles y peritos con las pruebas forenses y los exámenes de laboratorio, tras lo cual el tribunal popular deberá dictaminar su veredicto.